La médica infectóloga del Hospital Muñiz, Gabriela Piovano, analizó el plan de vacunación llevado adelante en la Ciudad y remarcó que una porción del personal de salud no quiso administrarse las dosis por la campaña “anti vacuna y anti Sputnik V”.

La doctora Gabriela Piovano señaló que en la Ciudad de Buenos Aires una parte del personal de salud decidió no vacunarse por “esta maniobra anti vacuna y anti Sputnik V” que promocionó la oposición. Además, explicó que en un principio “la falta de disponibilidad del insumo” limitó la vacunación en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

En comunicación con Fernando Alonso, la médica infectóloga criticó la falsa dicotomía generada sobre las vacunaciones y consideró que es “muy terrible discutir quién merece más una vacuna”. 

Además, Piovano sostuvo que la discusión en torno a si los funcionarios deben vacunarse o no, debe darse en el marco de “un Estado que está presente”, y que más allá de no superar la edad de riesgo “rompe las burbujas” al movilizarse por el territorio para organizar y ejecutar los programas.

Asimismo, Piovano remarcó que por la movilización que conlleva “la escolaridad presencial rompe las burbujas” y por ello se debe “seguir sosteniendo las medidas de aislamiento y distanciamiento” para paliar el número de casos.

Pasó en Caput #ReportaCaput