El filósofo Ricardo Forster recordó que Néstor Kirchner fue quien en el 2003 reconstruyó «la certeza de que el peronismo sigue siendo una fuerza transformadora”.

A diez años del fallecimiento de Néstor Kirchner, Ricardo Forster lo recordó como “un personaje decisivo de la historia contemporánea argentina”, y dijo que gracias a su forma de pensar a la política como “la transformación del mundo”, permitió que él mismo y tantos otros argentinos y argentinas vuelvan a sentir un “profundo entusiasmo” por la política. Además remarcó que también permitió percibir que “este país tan intenso, tan conmovedor, tan contradictorio sigue siendo la tierra de nuestros sueños”. 

En comunicación con Fernando Alonso, el asesor presidencial señaló que Argentina fue el primer país en América Latina que rompió las estructuras del “vasallaje” y “lideró la conciencia de los trabajadores y trabajadoras bajo la lógica del igualitarismo” que aún hoy marca al país que está en disputa, por los ingresos, los derechos, el rol del estado y la igualdad.

Forster aseguró que “Néstor está en el corazón de esa disputa”, porque fue parte de la generación que en los setenta “descubrió en el peronismo la posibilidad de la revolución y la igualdad” y que en el 2003 la transformó en política de gobierno y así “reconstruye la certeza de que el peronismo sigue siendo una fuerza transformadora”.

El filósofo analizó que Argentina está constituida de excesos como el amor, la pasión, la transformación pero por otro lado también el exceso de la maldad, la violencia, el terrorismo de estado, y de una clase dominante que «tiene un egoísmo atroz» y que “incluso en una pandemia solo piensan en sus intereses”.

Por último, Forster contó que hace 10 años que cuando le informaron el fallecimiento Néstor Kirchner se puso a llorar “como un nene” y dijo que cuando piensa una palabra que lo vincule a Néstor es «agradecimiento». Por otro lado, decidió recordarlo como el personaje que “tomó riesgos y creyó que era posible, en medio de un país desmadrado”, que vivió con mucha intensidad, y no reparó en su fragilidad física. Por eso, el filósofo remarcó que Néstor se entregó profundamente al país. 

Pasó en Caput #ReportaCaput