El abogado especialista en Seguridad Social, Miguel Fernández Pastor celebró el nuevo proyecto de movilidad jubilatoria y rechazó los intentos de ligar los aumentos a la inflación porque “le pone un techo al debate”.

El Gobierno anunció la nueva fórmula de movilidad jubilatoria que regirá desde marzo de 2021, que será la que estuvo en vigencia durante el gobierno de Cristina Fernández, y que establece que las subas se determinen por la evolución de los salarios y por la recaudación impositiva.

El especialista en seguridad social, Miguel Fernández Pastor, aseguró que se trata de “una gran noticia” y recordó que en aquel momento la fórmula aplicada generó “en seis años un crecimiento de los beneficios de casi el doce por ciento”. En cambio, durante el gobierno de Mauricio Macri con la modificación de ese sistema en tres años “bajó la jubilaciones casi un veinte por ciento”. 

En comunicación con Fernando Alonso, Fernández Pastor sostuvo que atar las jubilaciones a la inflación “le pone un techo al debate”, y el objetivo debería ser ganarle a los índices de suba de precios. También remarcó que la Reforma Previsional de 2017 no funcionó y que la postura de algunos sectores de derecha de mantener las jubilaciones ligadas a la inflación se fundamenta en que “quieren perjudicar”.

Se estima que el proyecto entrará en vigencia a partir de marzo de 2021, donde se debería dar el primer aumento semestral, y el segundo se dará durante septiembre. Como en 2019, el Congreso de la Nación suspendió la reforma macrista y sancionó la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva y no se dieron aumentos en septiembre de este año. Por eso, Fernández Pastor señaló que “el gobierno va a tener que definir un incremento por decreto para diciembre”.

Pasó en Caput #ReportaCaput