Compartir

El comedor Todo por Nuestros Niños de La Plata fue desalojado el jueves. En el lugar se alimentaban más de 200 personas. Victoria Merele, creadora y organizadora del proyecto, contó que no obtuvo respuestas desde la municipalidad. “Los chicos no pueden esperar, ellos son los protagonistas”, aseguró desesperada.

Fuimos desalojados, ayer dejamos el comedor”, relató con angustia Merele, quién hace dos años alimenta cuatro veces por día a 227 chicos, 7 abuelas y 5 abuelos. “No quiero dejar a los chicos sin su comida, ese comedor es como su casa”, resaltó la organizadora del espacio y comentó: “Por ahora estoy rendida”.

Mañana el comedor planeaba festejar el cumpleaños de decenas de niños que asistían a él, comentó Merele y se lamentó: “Ahora lo tenemos que hacer en la calle porque no tenemos lugar”. “Yo puedo esperar, pero los chicos no pueden esperar, ellos son los protagonistas”, subrayó.

El intendente de La Plata Julio Garro (PRO) no recibió a Merele, en cambio lo hizo su “mano derecha”, Oscar Negrelli. “Lo llamé 10 millones de veces (a Negrelli) y cuando contestó me dijo que entiende mi desesperación, pero que esto en cinco minutos no se puede hacer”, contó y aseguró: “Las autoridades dijeron que me iban a ayudar, pero no tuve de nadie una respuesta positiva”.

Pasó en Caput. #SiberiaEnCaput (lun a vie 13 hs).