El Director del Banco Nación, Claudio Lozano, dijo que «el gobierno no puede permitir que los grandes medios vuelvan a manipular la información» en el caso de la cerealera que estafó a la entidad, a acreedores y a pequeños y medianos productores.

El Director del Banco Nación, Claudio Lozano, recordó que la empresa Vicentin dejó comprometida a la entidad con una deuda impaga de 300 millones de dólares, que había sido tomada durante el gobierno de Mauricio Macri. Por eso remarcó que se trata de «una estafa asociada entre el grupo Vicentin y la gestión del gobierno anterior».

En diálogo con Javier Corcuera y Hebe de Bonafini, Lozano detalló que el grupo empresario estafó además a 2.600 acreedores, 1.800 pequeños y medianos productores, y 93 cooperativas agropecuarias. A eso se suma la defraudación que hizo Vicentin a la banca pública, porque también estafó al banco de la provincia, y al banco ciudad.

Vicentin es el sexto exportador del país, y vende al exterior el 90 por ciento de los derivados de granos del país. En ese sentido, opinó que cuando el gobierno nacional tomó la decisión de intervenir «no dimensionó la batalla política que había que dar contra un grupo de esta naturaleza», porque «si el Estado pone un pie dentro del comercio exterior de granos puede fiscalizar a las otras 9 empresas exportadoras del país».

Lozano agregó que en este contexto desde el Banco Nación siguen con la pelea judicial para tratar de recuperar el dinero prestado, pero con la dificultad de que el concurso de acreedores «es manejado por el mismo grupo empresario y el juez es un títere de este grupo«.

Por lo tanto, el funcionario concluyó que el gobierno debería intervenir nuevamente ya que «se corre un riesgo de que esta empresa quiebre, se la desguace, quede en manos de capitales extranjeros y se concentre más el comercio exterior». También dijo que eso derivaría en una crisis laboral en la provincia de Santa Fe.

Por eso, remarcó que la intervención «debería ser mucho más eficaz que la que se hizo». Lozano también dijo que además debería haber una transmisión clara a la población de la estafa que hizo Vicentin y «no permitir que los grandes medios manipulen la información como lo hicieron».

Pasó en Caput #TodoslosMiércolesPuedenserJueves