Compartir

Un camarero de La Plata contó que se sintió “indignado” luego de atender a la diputada Elisa Carrió, porque dejó “5 pesos y algunas monedas de propina en una cuenta de alrededor de $300”. La dirigente de Cambiemos le había pedido ayer a la clase media “hacer un esfuerzo” y “dejar propinas” por la situación económica que atraviesa el país.

“Me ha tocado atenderla hace un año y medio. Dejó propina, pero quedé medio indignado”, contó Franco, que trabaja en el bar Drac de La Plata. “Atendí a varias personas. Era una buena suma y me dejó 5 pesos y unas monedas de propina en una cuenta de alrededor de 300”, relató el trabajador.

Pasó en Caput. #SiberiaEnCaput (lun a vie 13 hs).