El exjuez Carlos Rozanski conversó con Gustavo Cano y Nora Lafón sobre el avance de la investigación en la causa de las escuchas y el rol del periodismo durante el gobierno de Mauricio Macri. «Si utilizás el medio de comunicación para difundir noticias falsas que dañan y violan la ley no es libertad de expresión, sino un delito», sostuvo. A su vez, manifestó que «hay que apoyar a cualquier juez y fiscal decente que esté tratando de esclarecer esto, porque ellos conviven con los delincuentes de la familia judicial».

El exjuez Carlos Rozanski se refirió al rol de algunos periodistas en la gestión de Cambiemos y afirmó que «han sido imprescindibles en romper el estado de derecho. Porque la estructura montada presupone cuatro pilares, que son el Poder Judicial, los servicios de inteligencia, los medios hegemónicos y la conducción del Poder Ejecutivo, que fue Macri».

«En el periodismo hay personajes siniestros como Alconada Mon, que es muy peligroso porque integra uno de los medios más importantes, que es el diario La Nación. En segundo lugar porque hace muchos años viene haciendo operaciones con un alto nivel de protección», señaló el exmagistrado.

Respecto a las motivaciones de ese accionar, sostuvo que «el dinero está presente en todo esto», pero consideró que «también es indispensable la convicción ideológica. Personajes como Romina Mangel, que han hecho operaciones antes del gobierno de Macri inclusive, están ideológicamente identificados, porque sino no te sale tan bien».

«Esos individuos perversos en lo que se han transformado Lanata, Leuco, es muy peligroso porque es un sector de la sociedad que no tiene moral, no tiene culpa», remarcó.

«La libertad de expresión siempre tiene como límite la convivencia. Si utilizás el medio de comunicación para difundir noticias falsas que dañan y violan la ley no es libertad de expresión sino un delito», indicó.

En relación a la causa de las escuchas y el propósito de toda la estructura de espionaje ilegal, manifestó que «fue sólo un camino de una banda delictiva como, salvo la dictadura, no hubo en la historia. Que tenía como único objetivo el saqueo del país».

«Creo que hoy estamos en un momento mezclado con tragedia y un momento político extraordinario, porque tenemos un gobierno que genera condiciones para que esto salga. Desde el punto de vista judicial es delicado, porque tenemos que pensar que el Poder Judicial está integrado por delincuentes también», advirtió.

«Me parece que hay que apoyar a cualquier juez y fiscal decente que esté tratando de esclarecer esto, porque ellos conviven con los delincuentes de la familia judicial. Insisto, yo soy muy positivo por el contexto en que estamos viviendo», concluyó.

Pasó en Caput #NoticiasHoy