El embajador argentino ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), Carlos Raimundi, analizó la situación de América Latina en el mapa geopolítico internacional.

El representante argentino ante la OEA, Carlos Raimundi, analizó el contexto mundial y aseguró que el mundo organizó su sistema de instituciones políticas y económicas desde la perspectiva de la posguerra, cuando se formó la Organización de Naciones Unidas, y la OEA, y desde el punto de vista económico el Fondo Monetario Internacional.

En diálogo con Edgardo Mocca, el embajador amplió que el mundo pasó de un sistema bipolar a uno unipolar regido por los pilares de la democracia electoral parlamentaria y la economía de mercado y agregó que «hoy nos damos cuenta que mientras eso sucedía iba creciendo otro país con un sistema mixto». Y ese país es China, con un nivel de planificación política económica y estatal muy firme.

En ese sentido, Raimundi aseguró que tras dos décadas de crecimiento sostenido, muy superior a la tasa del resto del mundo, «llevó al mundo a una nueva bipolaridad» con un eje regido por los Estados Unidos que está en declinación y que está siendo puesto en disputa por el eje euro asiático.

En ese contexto, planteó que hay un sistema de gobernanza estatal que está siendo amenazado por un sistema de gobernanza global de las grandes corporaciones, a las que «los Estados le molestan» y tienen como objetivo la desaparición de los Estados como sistema de regulación.

Sobre la situación de América Latina, Carlos Raimundi consideró que la región «es una nación única que fue desmembrada por intereses de dominio económico, financiero y cultural» y que la tarea de los movimientos populares siempre fue integrarla para que tenga voz y voto en el mundo.

Raimundi aseguró que observando la capacidad de recursos y de prosperar y al mismo tiempo la pobreza que hay en la región, se pone en evidencia que «ha habido un sistema que transfirió la renta de esa riqueza a otros lugares del mundo«. Ante este panorama, agregó que «hay quienes quieren mantener eso y hay quienes pensamos que América tiene margen para ser soberana».

Por último, Carlos Raimundi aseguró que «América Latina está movilizada» en diferentes estadíos. Afirmó que Argentina logró condensar las movilizaciones en una «organización política integral» que recuperó la conducción del Estado y que otros países están en estado de movilización, como Bolivia y Chile. Por eso, concluyó que América Latina «está en un proceso de recuperación de las banderas que siempre sostuvimos, de soberanía y autodeterminación».

Pasó en Caput #CaféMocca