La docente de postgrado y eticista del Comité de Ética e Investigación del Incucai, Beatriz Firmenich, repasó cuál es el rol del Comité de Ética y derechos humanos frente al Covid-19, del cual forma parte. “Muchos hablan del dilema de la última cama. En Argentina con un acceso a la salud, todos los ciudadanos que requieran atención van a tenerla”, remarcó.

“Ginés González García vio la necesidad de tener un equipo especialista que pueda colaborar en problemáticas éticas en pandemia. Los criterios son pautas orientadoras para los equipos de salud, no son mandatorias. El documento se para sobre una concepción ética y constitucional: el derecho a la salud. En el derecho al más alto nivel de atención posible, de acuerdo a las necesidades. Esto está atravesado por la propuesta de elaboración de un plan de cuidados críticos, hay que prevenir y pensar situaciones difíciles para organizarse y generar una planificación de cómo abordar estos dilemas. Está en el eje de los Derechos Humanos”, aseguró en diálogo con Adriana Prado.

“Muchos hablan del dilema de la última cama. En Argentina con un acceso a la salud, todos los ciudadanos que requieran atención van a tenerla. No va a haber un criterio de selección, nadie es más valioso socialmente que otro. Si no hay más camas con respiradores, el paciente no va a quedar sin atención, sino que va a acceder al nivel subsiguiente inferior. Nadie se va a quedar en la vereda o en sus casas”. 

Sobre el desarrollo de la vacuna de Oxford en Argentina, Firmenich explicó: “Que tengamos en nuestro país la posibilidad de la elaboración de la vacuna es una soberanía sanitaria muy importante. No depender de las dádivas del primer mundo y esperar que dentro de un año o dos algo nos llegue. Es un gran beneficio para nuestro país y para la ciencia”.

Pasó en Caput #VocesYContexto