El abogado constitucionalista, Eduardo Barcesat afirmó que el la iniciativa para el Aporte Extraordinario de las Grandes Fortunas es “totalmente ajena a la actividad judicial”.

A poco de la media sanción en Diputados del proyecto para el Aporte Extraordinario de las Grandes Fortunas, Juntos por el Cambio manifestaron la intención de judicializar la Ley. El abogado constitucionalista Eduardo Barcesat desestimó esa posibilidad porque lo ve “de solución negativa para los reclamantes”, ya que no se trata de una medida impositiva que se mantenga en el tiempo, sino que “responde a una circunstancia de estado de necesidad”.

En comunicación con Fernando Alonso, Barcesat sostuvo que la contribución extraordinaria para paliar la crisis económica profundizada por la pandemia, es “totalmente ajena a la actividad judicial”, ya que no cercena derechos adquiridos.

Asimismo, fundamentó su postura con la que llamó “magnífica” resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que recomienda fijar contribuciones extraordinarias en resguardo de “la vida, la salud y la integridad de las personas”. 

Barcesat recordó que la posición de la CIDH se asemeja con “una directiva de la Corte Suprema de Justicia de la Nación”, dado que a partir de la ratificación del Pacto de San José de Costa Rica “tiene jerarquía de cláusula constitucional”, desde la reforma de la Carta Magna en 1994. Por ese motivo, concluyó que “cualquiera que intente cuestionar el proyecto se va a encontrar con un muro”.

Pasó en Caput #ReportaCaput