La diputada nacional del Frente de Todos por la provincia de Salta, Alcira Figueroa, dijo que su objetivo en la función que asumió la semana pasada será “aportar a la inclusión y a la justicia social”.

La antropóloga y militante de derechos humanos, Alcira Figueroa, asumió en su banca la semana pasada y juró por los 30 mil compañeros y compañeras desaparecidas, su hermano Carlitos y la niñez muerta por desnutrición. Ocupará la banca en reemplazo de Juan Ameri, y con su llegada a Diputados el bloque del Frente de Todos se convirtió en el único con mayoría de mujeres.

En diálogo con Nora Lafón y Gustavo Cano, Alcira Figueroa, afirmó que en su juramento dejó vislumbrar lo que será su horizonte y sus prioridades. Aseguró que buscar unir la legislación junto con la gestión, «tengo muchas ganas de aportar y sumar en todo lo que tiene que ver con la inclusión y justicia social«.

La diputada explicó que en el norte de la provincia se encuentran la mayor cantidad de las poblaciones originarias y que «en estos días estamos sufriendo los embates de los incendios y la sequía en muchas zonas rurales», por lo que «se mueren los animales de los productores.

Además, remarcó que en Salta «tenemos el mayor índice de mortalidad infantil desde inicios de este año» y que por eso «quisiera llevar la voz de estas zonas y legislar para ese sector históricamente relegado en las políticas públicas» durante los últimos doce años.

En ese sentido, precisó que son poblaciones sin acceso a servicios básicos, como luz, gas o agua y sin acceso al trabajo. Destacó que junto con su equipo trabajará sobre esas demandas para hacer llegar la voz al Congreso de «tanta población que no tiene voz y voto en la Cámara de Diputados«.

Alcira Figueroa mencionó que «muchos colegas no pueden creer lo que pasa en estas zonas, que se agudizó con la pandemia», y dijo que «por suerte tuvimos dos visitas del gobierno nacional» que asistió con recursos materiales y humanos.

Pasó en Caput #NoticiasHoy