El exdirector de la UNASUR, Mariano Nasconese refirió a la situación geopolítica en el contexto de la pandemia y a la posible salida de la crisis regional. Sostuvo que «ante los desafíos sanitarios que nos presenta el COVID es importante que estemos dando las discusiones como bloque de países. Lo que ha hecho esta ola neoconservadora es desintegrar estos organismos regionales y hoy no hay una voz articulada para enfrentar estos desafíos», advirtió.

En su participación en el programa Rojo y a la Izquierda, el exdirector de la UNASUR, Mariano Nascone, afirmó que «estamos en una transición hacia un mundo multipolar, donde Estados Unidos dejó de ser el hegemón mundial. En este mundo comienzan a disputar esta hegemonía nuevos países, como China, Rusia, India, y también espacios regionales como la Unión Europea», señaló.

A su vez, remarcó que «todos estos problemas que estamos teniendo y que se van a agudizar hablan de que para América Latina va a haber un aumento de la cantidad de personas en situación de pobreza. Esto no empieza con el COVID, este era un sistema que estaba demostrando su debilitamiento. Lo que hace es visibilizar estos problemas y agudizarlos», expresó.

Nascone sostuvo que «la importancia de la UNASUR ya no es un tema de ideología, sino de necesidad. La integración regional es una herramienta de la que necesitamos para fortalecer el rol de los Estados. Recuperar los espacios es una política de juntarse con los países vecinos y poder prepararse mejor para los desafíos que el mundo nos va a presentar».

«La UNASUR tenía que ver con eso: poder generar espacios de autonomía para resolver nuestros problemas, para negociar en conjunto con los actores a nivel mundial y fortalecer nuestras políticas de desarrollo. La política que quiere Estados Unidos es la desintegración regional», advirtió. 

El exdirector de la UNASUR y del Mercosur manifestó además que «ante los desafíos sanitarios que nos presenta el COVID, es importante que estemos dando las discusiones como bloque de países. Lo que ha hecho esta ola neoconservadora es desintegrar estos organismos regionales y hoy no hay una voz articulada para enfrentar estos desafíos. UNASUR no está disuelta, pero no está funcionando», indicó.

Señaló además que «hay un interés mediático de instalar que Argentina salió del UNASUR, no se mencionó que lo estaba haciendo el Poder Ejecutivo de manera unilateral, sin pasar por el Congreso. También decían que se sale del UNASUR para ingresar en el PROSUR. Es un foro de presidentes neoliberales amigos que carece de total legitimidad, no invitan a Venezuela. Había una intencionalidad de dar un mensaje a Estados Unidos de que estaban haciendo bien los deberes», concluyó.

Pasó en Caput #RojoyalaIzquierda