La licenciada y comunera del Frente de Todos, Verónica Tenaglia, y el abogado laboralista Pablo Menvielle conversaron en el programa Rojo y a la Izquierda sobre la necesidad de garantizar la seguridad alimentaria de la población, una renta básica universal y regular el trabajo informal y el teletrabajo. «El Estado está haciendo un enorme esfuerzo con las 9 millones de personas que perciben el Ingreso Familiar de Emergencia», pero «si no podemos tener un control más acabado de la formación de precios de los bienes que integran la canasta básica es complicado», aseguró Tenaglia.

Verónica Tenaglia, referente da la Comuna 4, que integran los barrios de La Boca, Barracas, Nueva Pompeya y Parque Patricios, sostuvo que «tenemos pendiente todavía garantizar la seguridad alimentaria y nos debemos la discusión sobre la renta básica universal». Señaló que «desde que comenzó la pandemia, la proteína que más consumen los sectores de menores ingresos, el maple de huevos, pasó de 150 pesos a 250, 280 y no hay un control respecto al costo de los alimentos».

Si bien reconoció que «el Estado está haciendo un enorme esfuerzo con las 9 millones de personas que perciben el Ingreso Familiar de Emergencia», consideró que «hay que definir cuál es el piso del ingreso universal», y para eso hay que definir «para qué alcanza, a qué bienes y servicios se puede acceder con esa suma».

«Si no podemos tener un control más acabado de la formación de precios de los bienes que integran la canasta básica es complicado. Hablo de productos que si o sí tienen que estar en la canasta básica y tenemos que tener algún control», remarcó.

«Como comunera propuse que desde la comuna hagamos un control sobre los precios, dentro de la Ciudad de Buenos Aires, de modo tal de poder ejercer una presión. ¿De qué forma podemos denunciar los abusos en términos de precios?. A la propuesta no tuve ninguna respuesta todavía, pero insistimos. En la ciudad es muy difícil, cuando intento abrir una mesa de diálogo que atienda a la crisis, la producción y el empleo con actores reales, en la ciudad eso no es posible», indicó.

Por su parte, Pablo Menvielle se refirió a la media sanción de la ley de Teletrabajo, de la que señaló que hubo «alguna preocupación sobre algunos puntos de la instrumentación» por parte de ATE. «La ley apunta a un artículo específico en la Ley de Contrato de Trabajo. Eso podía generar alguna duda en cuanto a que se salía de una situación de accesoriedad para convertirse en punto central y deja abierta la posibilidad de que sea un contrato específico de Teletrabajo».

«Las organizaciones sindicales tratan de resguardar que el teletrabajo sea un elemento más que nos ayude a mejorar o conservar las condiciones actuales», remarcó.

Menvielle señaló además la complejidad de «cómo avanzar sobre el tema privacidad por la aplicación de la ART, ya que tu medio de trabajo deja de ser la fábrica o el comercio, para ser tu casa». De todo modos, consideró «fundamental» que se «esté pensando en una ley en el marco de la implementación de la labor de teletrabajo».

Pasó en Caput #Rojo Y A La Izquierda