La titular de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, se refirió en su programa Todos los Miércoles pueden ser Jueves a la carta que le envió a Alberto Fernández, en la que le cuestionó la reunión con empresarios. «La obsecuencia con un gobierno que uno quiere, al que ha votado y al que va a defender es lo peor que nos puede pasar. Esa obsecuencia se convierte en comodidad: no digo, no hago, no me molesto, nadie me dice nada».

«Estoy contenta por la respuesta que tuvo la carta, muchísimos compañeros me han llamado. Si los demás no hacen nada, se quedan protestando en la casa, no sirve. La obsecuencia con un gobierno que uno quiere, al que ha votado y al que va a defender es lo peor que nos puede pasar. Esa obsecuencia se convierte en comodidad: no digo, no hago, no me molesto, nadie me dice nada». 

La carta completa que envió la Asociación de Madres de Plaza de Mayo:

Hebe contó además cómo fue la charla telefónica posterior con Alberto Fernández: «Ni bien salió la carta me llamó el señor Presidente y hablamos por teléfono. Eso me dejó bien, porque él estaba preocupado por lo que había dicho, pero estaba bien conmigo, me trató con mucho afecto, con mucho cariño como siempre. Me da un respiro, porque no lo hice con la intención de pelearme, ni quiero discutir con él. Nosotros no nos queremos parecer a ellos, yo no entiendo eso de querer trabajar con ellos, no me parece que se pueda construir nada con ellos. No voy a defender que piense que puede gobernar con ellos, porque no somos iguales, ni tengo interés de ser iguales. Es toda la derecha con la que él quiere hablar». 

El presidente respondió a través de su cuenta oficial de twitter:

«Esto me alienta para seguir en la lucha porque voy a seguir peleando, es lo que hice hasta ahora y cuando haya algo que no me guste volveré todas las veces que sea necesario. Hace 43 años que peleo, eso nos ha caracterizado a las Madres: siempre salir adelante de todos», concluyó. 

Pasó en Caput #TodosLosMiércolesPuedenSerJueves