El periodista y sociólogo Jorge Elbaum participó del programa Rojo y a la Izquierda, donde reflexionó sobre el avance de las políticas de género y analizó cómo están construidas las masculinidades: «Hay un montón de componentes que son claves a la hora de destruir las viejas masculinidades y construir nuevas maneras de ser varón. En principio supone una renuncia a la lógica patriarcal», señaló.

El sociólogo Jorge Elbaum se refirió a la creación del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación y del Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires. Sostuvo que «en términos institucionales el Ministerio de la Mujer a nivel nacional y a nivel de la Provincia de Buenos Aires es clave porque la temática de género tiene una raigambre más territorial y los Ministerios tienen más llegada. Eso va a quedar como ejemplo para las décadas que vienen. Está siendo observada en términos ejemplificadores en distintas partes del país y del mundo», destacó.

En relación a la idea de que la pandemia puede generar cambios estructurales en la vida de los sujetos, Elbaum consideró que «los únicos factores de cambio son los sujetos sociales colectivos. Estos eventos naturales nos obligan a reflexionar y desnudan circunstancias que las teníamos naturalizadas por el sentido común. La pandemia corre el velo de la inequidad», como «los sistemas de salud para el negocio. No cambió nada», sostuvo.

Respecto al avance de la construcción simbólica y los logros concretos de los feminismos, afirmó que «la palabra feminismo atravesaba a los sectores medios, pero hace 20 años no existía esa palabra en los sectores populares, era mala palabra. Hoy atravesó clases sociales e interpela fuertemente a los chicos: los pone en guardia, enojados, y un mínimo más receptivos. Hay que trabajar en eso, porque es parte de la realidad de los procesos sociales», aseguró. 

«Hay un montón de componentes que son claves a la hora de destruir las viejas masculinidades y construir nuevas maneras de ser varón. En principio supone una renuncia a la lógica patriarcal: no creer que ser varón es ser violento; no creer que tenés que odiar a los gays; no creer que sos superior a las mujeres», puntualizó.

Pasó en Caput #RojoYALaIzquierda