El economista Juan Valerdi analizó la negociación de la deuda Argentina y las condiciones de pago con el administrador de fondos BlackRock. Se refirió además al Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) y al proyecto de una nueva moratoria presentado por el gobierno. «Con BlackRock hay un error de análisis. Podría estar forzando un acuerdo insustentable, los mercados festejan y ellos venden sus tenencias», alertó.

El economista Juan Valerdi se refirió a la negociación de deuda y en particular a la situación con el fondo BlackRock. Sostuvo que «con BlackRock hay un error de análisis». Se presupone que, «dado que tiene un montón de bonos de Argentina, le conviene un arreglo sustentable en el tiempo y agarrar lo que el gobierno ya ofreció. Pero el error está en que BlackRock podría estar forzando un acuerdo insustentable, los mercados festejan y ellos venden sus tenencias», advirtió.

Valerdi señala que «el problema son las condiciones que han puesto para los nuevos bonos, que serían los que se canjeen en esta negociación. Es que hay algunas cláusulas en que BlackRock dice que la Argentina parece que se estuviera preparando para un nuevo default, pero en condiciones mucho más ventajosas desde el punto de vista de los juicios. La discusión ahora son las cláusulas legales detrás de los nuevos bonos», remarcó.

Respecto a la propuesta específicamente, opinó: «Viendo la realidad económica actual en el mundo -donde se podría sacar mucho más en una negociación con unos acreedores que no saben lo que va a pasar con la forma en que el mundo arregle los default y las deudas soberanas-, creo que sigue siendo extremadamente generosa y probablemente insustentable».

«Para que sea sustentable a la Argentina le tiene que ir sistemáticamente entre bien y muy bien, pero en la coyuntura actual pensar eso es tener un optimismo bastante importante», afirmó. «El mundo está complicado y el virus no se erradicó, pero fue el detonante de algo muy complicado como es la articulación entre las finanzas y la forma de hacer las cosas globalizadamente».

En relación al pago de la Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) y el avance de una moratoria, indicó que «el tema de la moratoria está entrelazado con la ATP. Me parece una mala señal que teniendo recursos totalmente limitados como tiene el gobierno y una demanda urgente para sostener a la población y al entramado productivo, el gobierno nuevamente pueda dar ayuda a empresas que tienen capacidad de pago».

«Sin embargo, tanto en ATP como en la moratoria no se pone como restricción el acumulamiento de dólares en el exterior. Que el gobierno no le pida a los que tienen dólares que los usen para pagar sueldos e impuestos me parece un error», concluyó.

Pasó en Caput #ReportaCaput