La legisladora de la provincia de Córdoba, Nadia Fernández, del Partido Justicialista, participó del programa Rojo y a la Izquierda y analizó el rol del Estado y los medios de comunicación en el marco de la emergencia sanitaria. Sostuvo que «la pandemia puso en evidencia desigualdades que arrastrábamos de la prepandemia». Y remarcó que «Acá hubo un proceso de desinversión muy fuerte en el sistema sanitario en los últimos cuatro años» y «uno no vio a muchos columnistas que se rasgaran las vestiduras cuando veían que los hospitales se desplomaban en provincia de Buenos Aires y en la Ciudad de Buenos Aires».

La legisladora Nadia Fernández consideró que «la pandemia lo que ha hecho es poner en evidencia desigualdades que arrastrábamos de la prepandemia. Se han profundizado algunas, se han puesto en evidencia otras. Y algunas las podemos solucionar en este momento, mientras transcurre la larga cuarentena. Pero mientras tanto tendremos que avizorar maneras creativas de ir solucionando las desigualdades que se van a profundizar o que van a quedar más evidentes y más profundas en la pospandemia», señaló.

«Este va a ser el desafío de la política: imaginar un Estado más ágil, si se quiere digital, pero que garantice derechos», afirmó. «A veces hay una idea de lo digital de vigilancia desde el Estado, que vulnera libertades individuales. No es esa la idea. Pero cuando uno ve que desde una aplicación se puede detectar un caso de coronavirus, de influenza o de neumonía es interesante. En algún momento vamos a tener que pensar un Estado donde lo digital esté presente, sea un servicio y garantice la inclusión de todos», indicó.

Respecto al rol que están cumpliendo los medios de comunicación en el contexto de pandemia, sostuvo que “son momentos en que lo que necesitamos es llevar un mensaje claro, cuando se trata de cuestiones sanitarias. La irresponsabilidad que existe a veces en muchos medios de comunicación al discutir algo que tiene que ver con una medida sanitaria para garantizar el acceso y el derecho a la salud de todos, me parece preocupante».

«No digo que no se pueda discutir, lo que digo es que el mensaje no es que ‘todo se puede discutir’. Si nosotros tenemos que cuidar que no se saturen los hospitales, las terapias intensivas y que no se esté atendiendo en los pasillos, es preocupante. Sobre todo cuando uno no vio a muchos columnistas que se rasgaran las vestiduras cuando veían que los hospitales se desplomaban en provincia de Buenos Aires y en la Ciudad de Buenos Aires. No hicieron ninguna crítica».

«Lo que hay que ver acá es que hubo un proceso de desinversión muy fuerte en el sistema sanitario en los últimos cuatro años, en términos generales en Argentina», resaltó. «Y el gobierno nacional en esto reaccionó muy rápido. La medida del Ingreso Familiar de Emergencia fue muy importante, porque puso directamente la plata en el bolsillo a la mayoría de los argentinos que iban a estar afectados. Fue una medida de muchos reflejos. Y todo lo demás tiene que ver con críticas sobre todo de sectores opositores, que al principio se mostraban muy condescendientes y con una actitud de madurez política y que ahora ya se deschavetaron completamente y volvieron a lo que mejor saben hacer, o sea nada. Es tremendamente irresponsable».

«Cuando veo periodistas que están más preocupados en ir a jugar al golf, sin saber lo que está padeciendo un equipo médico en un hospital, la verdad es que algún paseíto por algún hospital deberían hacer, para ver cómo la pasan. Es una falta de sensibilidad y de responsabilidad profesional», concluyó.

Pasó en Caput #Rojo y a la Izquierda