Gabriel Zicolillo, comunero del Frente de Todos en la Comuna 3, contó en Somos Nosotras, el programa de Nelly Minyersky, cuál es la situación de los sectores más desprotegidos de la Ciudad de Buenos Aires en medio de la pandemia. La actividad del Comité Solidario comunal no solo asiste en hacer llegar alimentos a la población, sino también en concretar trámites para el acceso a derechos y beneficios.

El comunero del Frente de Todos en la Comuna 3, Gabriel Zicolillo, integrante del Comite Solidario de la comuna, explicó el armado de las tareas para asistir a la población en el contexto de aislamiento por la pandemia: «Articulamos las actividades con distintas organizaciones sociales, asociaciones civiles, grupos de vecinos y vecinas y de comerciantes. Tratamos de armar algo bien transversal que pudiese enfrentar la conflictividad que iba a traer, y que efectivamente trajo la pandemia», indicó.

«Si bien estamos geográficamente ubicados entre las comunas que tienen asentamientos y villas, nosotros entendíamos que nuestros sectores vulnerables estaban todavía en mayor nivel de vulnerabilidad, porque la gente de menores recursos en nuestra comuna vive en hoteles, en casas tomadas, en inquilinatos, y ni siquiera tiene la organización que existe adentro de una villa, la de un barrio que viene organizándose hace años», señaló.

Zicolillo detalló que en la Comuna 3, integrada por los barrios de Balvanera y San Cristóbal, el trabajo «hay que hacerlo manzana por manzana, porque tenemos diseminado a largo y a lo ancho una población que no podía hacer cuarentena. Porque era imposible pensar que 15 familias en una casa tomada compartiendo baño pudieran hacer otra cosa que no fuera cuarentena social o comunitaria. Acá hay muchos manteros, vecinos y vecinas que viven de la diaria», remarcó.

«Estamos asistiendo a más de cien familias desde el principio de la pandemia con alimentos. Hicimos un operativo el 15 de mayo al que se acercaron ANSES, RENAPER, Migraciones, PAMI y ahí atendimos más de mil personas. Y seguimos resolviendo trámites de los organismos que todavía están cerrados», puntualizó.

«Entendemos que no somos gobierno. La lógica que tiene el gobierno central en la Ciudad de Buenos Aires es absolutamente desfavorable a los sectores más desprotegidos», apuntó.

Respecto a la situación específica de los migrantes, explicó: «hicimos un laburo muy exhaustivo. Por ejemplo, tenemos una gran población de venezolanos y venezolanas que ingresaron al país muy poquito tiempo antes de que se iniciara la pandemia, y muchos están con una situación documental transitoria. Para ellos la documentación es muy importante, entonces tratamos de asistir ahí todo lo que podemos. Pudimos lograr que alguna persona que tuviera derecho a cobrar el IFE pudiera hacerlo».

«Quedó mucha documentación colgada cuando empezó la pandemia, quedaron muchos documentos hechos que no se repartieron. Y en este momento estar sin documentos es lo que te impide acceder a un montón de beneficios que está otorgando el Estado», advirtió.

En relación al desconocimiento que existe sobre el funcionamiento de las comunas, el comunero del Frente de Todos sostuvo que «hay una tarea que se viene dando primero en los ocho años de macrismo, y ahora en los cuatro años de Larreta, en los que el republicanismo es sólo cuando son oposición y para las campañas electorales. A la hora de practicar las leyes cuando gobiernan son bastante más endebles en la lectura de la ley. O aprovechan el texto frío para poder darte eso y nada más que eso. Por ejemplo, en una habitacional es seis meses es lo que da la ley, y una renovación de seis meses más. Ahí se agarran de la ley. Pero cuando les pedís que cumplan la Ley 1777, que es la que habilita a las Comunas, ahí tienen más dudas. Cuando tienen que distribuir el poder en distintos sectores, ser capaces de generar territorialidad, ahí creen más en el centralismo», remarcó.

«Es lógico que se crea que las Comunas no estaban existiendo, porque en realidad lo primero que hicieron fue sacarles el presupuesto y centralizar todo», insistió.

«Desde que la Ciudad de Buenos Aires es Autónoma de divide en 15 Comunas, y cada Comuna es una intendencia. Y el gobierno central de la Ciudad debería funcionar como un gobernador, como una provincia. Pero, ¿qué le sirve a Larreta y también le sirvió a Macri? Jugar de intendentes, porque de esa manera no tienen responsabilidades sobre las políticas económicas que se llevan adelante en la Ciudad».

«A Larreta le queda más cómodo jugar de intendente, de que lo que le toca a él es el alumbrado y los espacios verdes, que comprometerse con gobernar un territorio», concluyó.

Pasó en Caput #Somos Nosotras