El dirigente Miguel Ponce analizó la actualidad de la Unión Cívica Radical y sostuvo que «el acuerdo que la Convención Nacional aprobó para el armado del frente electoral Juntos por el Cambio, que nunca fue de gobierno, finalizó en el momento en que terminaron las elecciones. Este tema está agotado», remarcó.

«Hemos dejado claro nuestras diferencias en la UCR, insalvables a esta altura», señaló el dirigente Miguel Ponce. «El acuerdo que la Convención Nacional aprobó para el armado de un frente electoral, que nunca fue de gobierno, finalizó en el momento en que terminaron las elecciones. Este tema está agotado: el PRO está en un proceso de descomposición notorio y Juntos por el Cambio se disuelve», aseguró.

Por otro lado, Ponce caracterizó como «desopilantes» las declaraciones del exgobernador Alfredo Cornejo «en relación a la secesión de Mendoza», y las tildó de «iniciativa insólita. Particularmente en el momento en que está planteada». «Podríamos entenderlo desde que firma lo que firma llevado por las narices por Patricia Bullrich, porque le era funcional a que este nuevo hecho tapara del tema de la secesión de Mendoza», sostuvo. «Desde ese lado uno podría entender el protagonismo irresponsable de Cornejo»

A su vez, consideró que «hay una crisis de la política mundial. En la Argentina hay una crisis de la dirigencia y una baja de niveles del debate político a partir de que se instaura el reemplazo de la democracia de los partidos por la democracia de los candidatos. La dirigencia política argentina, que ya no debate, se resignó a no tener pensamiento crítico y a jerarquizar intereses personales», remarcó. «Transforman un partido mayoritario como la UCR en una federación de partidos provinciales y mayoritariamente locales. Todavía me pasan la factura de cuando les dije: “Cambiemos ya fue”.

«No funcionan las instituciones partidarias, ¿cómo vamos a tener como presidente del partido a alguien que quiere dejar de ser argentino?», cuestionó.

«Me asusta que las diferencias dentro de la UCR sean por un debate minúsculo de situaciones de poder, para luego no saber qué hacer con eso. Hoy lo que le están ofreciendo a la juventud de cambio es un camino para ascender en posiciones personales y ascender en la escala social. La heterogeneidad en los partidos mayoritarios no es un hecho nuevo, el gran problema es cuando ello no es expresión de diferencias ideológicas que se puedan saldar en los debates. Lo que vamos a pedir es que haya elecciones internas», concluyó. 

Pasó en Caput #ReportaCaput