La delegada de AMMARLaura Meza, analizó en el programa Filosofía Rock el impacto que tiene la pandemia en la economía popular y puntualmente en el sindicato de les trabajadores sexuales. «Hoy nuestro trabajo es totalmente asistencialista. Todas las personas que conformamos la economía popular estamos viviendo lo mismo, no poder trabajar», advirtió.

Laura Meza puntualizó que «en AMMAR luchamos por el derecho de no sufrir violencia institucional, violencia en la salud y violencia social. Nuestra gran lucha es llegar a tener ese reconocimiento como trabajadoras sexuales. Entrar en un sistema como el monotributo para poder acceder a una jubilación o una obra social. Nuestro lema es “puta feminista”, empoderándonos de la palabra que tanto nos discriminó durante décadas. Hoy está buenísimo que tengamos esa cabeza tan abierta, que todo el mundo mientras sea mayor de edad y quiera ejercer el trabajo sexual esté protegido por un sindicato», resaltó.

«Hoy nosotras dejamos de ser una asociación para ser un sindicato de trabajadores sexuales luchando por los derechos. Somos muy pocas las que damos la cara, pero detrás nuestro hay un montón de personas. Todas las personas que conformamos la economía popular estamos viviendo lo mismo, no poder trabajar», explicó la delegada de AMMAR. 

«En la semana tuvimos tres casos de desalojo», indicó. «Hoy nuestro trabajo es totalmente asistencialista. En el medio de la pandemia se hicieron muchas jornadas de DNI de migrantes precarias. Lo solidario de las personas es realmente maravilloso. Una se ellas es la red de psicólogas para la contención con la cuarentena, porque hay compañeras que la están pasando mal».

Asimismo, Meza agradeció a las personas que les ayudan en el contexto de crisis en la economía popular: «quiero decirles «muchas gracias» por pensar que somos seres humanos. Muchas personas no lo captan: detrás de una trabajadora sexual existe una vida. Somos personas, no somos una cosa. Las compañeras van a ganar algo porque tienen esa fuerza y esas ganas, y sobre todo tienen en claro que también tienen derechos», concluyó.

Pasó en Caput #FilosofíaRock