El senador del Frente de Todos, Oscar Parrilli, conversó en el programa Los Gulman sobre las causas en que se investiga el espionaje ilegal durante la gestión de Cambiemos y analizó el rol de Mauricio Macri y la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). «Nunca imaginamos que iba a ser de tal dimensión, donde estuvieran comprometidas tantas estructuras del Estado. Finalmente se va a saber que el verdadero jefe fue sin duda Mauricio Macri», sostuvo.

En diálogo con Agustín y Hugo Gulman, el senador Oscar Parrilli se refirió al avance de la investigación en las causas de espionaje ilegal. Consideró que «está bueno que haya varias causas que investiguen el espionaje y persecución política del macrismo».

Recordó que «Cristina Kirchner ya lo denunció desde mediados del 2017, cuando dijo que era víctima con su familia de un espionaje y persecución política. Que se había montado una suerte de estructura del Estado para espiar y perseguir al dirigente político opositor. Obviamente esa causa se durmió».

Respecto al avance efectivo de la investigación, sostuvo que «la garantía es que haya varios jueces, porque si esto se concentra en una sola mano puede ser perjudicial, ya sabemos cómo los jueces pueden ser presionables. Necesitamos jueces y fiscales que investiguen sin ninguna presión de nadie y que evalúen y juzguen las pruebas que logren obtener y en base a eso condenen o absuelvan», remarcó.

En relación a la multiplicidad de actores involucrados expresó: «La verdad nunca imaginamos que iba a ser de tal dimensión y donde estuvieran comprometidas tantas estructuras del Estado. Hay directores de la Rosada, del Poder Ejecutivo, funcionarios de la AFI, y creo que finalmente se va a saber que el verdadero jefe fue sin duda Mauricio Macri».

A su vez, destacó la decisión de Alberto Fernández y el accionar de la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia, Cristina Caamaño: «Que no exista espionaje y persecución política por parte de los servicios de inteligencia y el Estado es parte de una decisión política, nosotros comenzamos a hacer eso en el 2014 cuando yo me hice cargo de la AFI y es lo que está haciendo Cristina Caamaño bajo la directiva de Alberto Fernández».

Sobre la responsabilidad y participación tanto del expresidente Mauricio Macri como del extitular de la AFI, Gustavo Arribas, sostuvo: «Yo quiero que la justicia actúe, que se respete para ellos el derecho al debido proceso. Macri fue responsable porque él fue el que comandó el espionaje político que hubo en la CABA cuando fue Jefe de Gobierno y por una cuestión formal lo dejaron afuera de de esa causa. Pero se comprobó que hubo espionaje político en la jefatura de gobierno de la ciudad».

«Cuando ordenaron las escuchas ilegales contra mí lo hicieron de manera directa y todos los días le llevaban información a Arribas para Macri. Además, no se podría haber armado toda esta estructura sin el okey de Macri», indicó.

En cuanto al traspaso de las escuchas judiciales, afirmó que «tienen que estar en la Procuración, sobre todo con el nuevo código de procedimiento que se tiene que comenzar a aplicar, donde pasamos a un sistema donde los fiscales son los que llevan adelante la investigación de la posible condición de delito». Señaló que «en ese sentido, la oficina de escuchas es una herramienta para investigar. Por eso creo que tiene que estar en manos de la procuración y los fiscales, con el debido control parlamentario, de la oposición, pero corresponde que así sea», remarcó.

«Además, el manejo que ha hecho la Corte Suprema de la oficina es lamentable, lo usaron para hacer aprietes políticos, lo utilizaron con todos. Hicieron una suerte de feria de las escuchas, y los responsables son Lorenzetti, Irurzun», finalizó.

Pasó en Caput #LosGulman