La periodista Marta Dillon analizó el accionar del Estado en relación a la violencia machista durante la cuarentena. «Esta crisis no está formando parte del comité especializado en dichos temas y venimos demandando que debería estar desde el principio. Más allá de poner a disposición las líneas de contención, todavía falta mucho», resaltó. «La situación sigue siendo grave y en la pandemia se ha agudizado”.

En conversación con Larry Levy y Luis Frank en el programa Nosotros Los Otros, Marta Dillon sostuvo que “uno de los temas que más nos vienen preocupando tiene que ver con la crisis de cuidados. Esto implica a la pandemia y a las medidas de aislamiento social en relación a la sobrecarga de cuidados fundamentalmente para las mujeres. Además de la violencia patriarcal, machista, de género que están sufriendo muchísimas mujeres, lesbianas, travestis, trans y gays dentro de las casas».

«Esta crisis no está formando parte del comité especializado en dichos temas y venimos demandando que debería estar desde el principio», advirtió. «Más allá de poner a disposición las líneas de contención, todavía falta mucho”. Asimismo, Dillon expresó: “Si no estuvieran las redes feministas, de colectivo LGBT y de organizaciones sociales la situación sería mucho más grave”.

Respecto a las transformaciones logradas en torno a visibilizar situaciones de violencia, remarcó que “no es solo visibilización, sino que también se ha modificado aceleradamente el nivel de tolerancia social. Se ha generado una condena social colectiva frente a la violencia machista y patriarcal. Ha habido cambios legislativos importantes, como la ley de matrimonio igualitario, que modificó radicalmente la forma de convivencia, fundamentalmente con gays y lesbianas».

A su vez, señaló que «la población travesti trans tiene otras problemáticas que no se modificaron con la ley de identidad de género. Las condiciones de ciudadanía son graves. Además venimos de cuatro años de neoliberalismo salvaje y el cambio de gobierno nos encuentra con esta pandemia y con el problema de la deuda. El endeudamiento masivo es para sostener la vida cotidiana”, afirmó la periodista.

“Estructuralmente seguimos con las mismas cifras de femicidios y travesticidios. Seguimos sin tener un plan integral con campañas sostenidas en el tiempo, ni la aplicación de la ESI en todo el territorio. Tenemos la Ley Micaela, pero la problemática no se resuelve con una capacitación de una hora. La situación sigue siendo grave y en la pandemia se ha agudizado”, concluyó.

Pasó en Caput #NosotrosLosOtros