La legisladora porteña del Frente de Todos, Victoria Montenegro, aseguró que frente al aumento de casos de COVID-19 «nos toca un último esfuerzo y la Ciudad de Buenos Aires tiene que ser indefectiblemente parte de eso». “Las medidas que tienen que tomar el presidente, el gobernador y el jefe de Gobierno no son simpáticas, y ahí es donde al oficialismo de la Ciudad, el PRO, le cuesta mucho poder hacerse cargo de su propia responsabilidad. Pareciera que gestiona la Ciudad en tercera persona”, afirmó.

La legisladora porteña Victoria Montenegro se refirió en el programa Reporta Caput al aumento diario de la cantidad de casos de coronavirus. Sostuvo que «ahora sería ese pico que estábamos esperando, nos toca un último esfuerzo. La Ciudad de Buenos Aires tiene que ser indefectiblemente parte de eso, porque si no vamos a contramano de un gran esfuerzo nacional y en la provincia de Buenos Aires”.

En cuanto al desempeño del gobierno nacional, celebró que «esta pandemia nos encontró con un Ministerio de Salud a nivel nacional y con un presidente que desde el primer momento tuvo muy en claro qué era lo que Argentina iba a priorizar, que es la vida». A su vez, señaló que la economía «ya venía golpeada. Esto no empezó con la pandemia. El daño nuestro empezó con Macri y después vino la pandemia”.

En ese mismo sentido, comparó la reacción del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta frente a la emergencia sanitaria: “Las medidas que tienen que tomar el presidente, el gobernador y el jefe de Gobierno no son simpáticas, y ahí es donde al oficialismo de la Ciudad, el PRO, le cuesta mucho poder hacerse cargo de su propia responsabilidad. Pareciera que gestiona la Ciudad en tercera persona”.

“Veía la situación de la pequeña y mediana empresa en la Ciudad, los restaurants que están cerrando, los locales, y la única ayuda real y concreta es la del Estado nacional», remarcó. El gobierno de la Ciudad todavía no tiene una política económica para salvar las empresas de la Ciudad de Buenos Aires, como tampoco para los Jardines de la Ciudad, y podemos seguir enumerando”.

En relación con los reclamos para flexibilizar la cuarentena, la legisladora del Frente de Todos afirmó que “muchos no dimensionan que estamos frente a una pandemia. Escuchaba a algunos periodistas que prácticamente parecía que amenazaban al presidente si esto no tenía una fecha límite. Si fuera por el presidente terminaría hoy mismo, el tema es que no está la vacuna, y nosotros estamos empezando el invierno”.

“Tenemos que poder garantizar que no vamos a llegar a esa instancia de los países hermanos, donde se define quién vive y quién no. Es de una irresponsabilidad absoluta, pero en la misma lógica eterna de algunos medios de comunicación”.

En otro orden, Montenegro se refirió a la participación de agentes de la Policía de la Ciudad en la Agencia Federal de Inteligencia durante la gestión de Mauricio Macri: “A fin del año pasado le acercamos jefe de Gabinete, Felipe Miguel, el documento que habíamos obtenido, donde figura el traspaso de cinco agentes de la Policía de la Ciudad que volvían de la AFI. Le pedimos explicaciones y la respuesta fue que esos cinco agentes habían prestado servicio como custodios por una orden judicial. Al tener mayoría el oficialismo, el pedido de informe no prosperó”.

“Es de público conocimiento que un narcotraficante planteó que había trabajado para la AFI, para un grupo de policías de la Ciudad, y ahí vuelven a aparecer estos cinco policías dentro de un grupo de whatsapp, llamado Súper Mario Bros. El caso tenía que ver con un robo a una dependencia policial, con un faltante de dinero, y después la contratación de este narcotraficante para colocar un artefacto explosivo en la casa de un dirigente político. Y en realidad fueron alrededor de once los agentes de policía de la Ciudad”, detalló.

“Convocamos al jefe de ministros a que vuelva a explicar esto. Lamentablemente no tenemos respuesta. Ahora presentamos un proyecto para que se cree una comisión investigadora, porque entendemos que se deben muchas explicaciones. Estamos hablando de policías que espiaron a su propio ministro de Seguridad, que es el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, y a Horacio Rodríguez Larreta. Y a ellos en los medios no les preguntan nada con respecto a esto. Por un lado el jefe de Gobierno es querellante en la causa y por otro lado, donde tiene la potestad, la fuerza política de poder avanzar en una investigación seria no da quórum”, señaló.

Pasó en Caput #ReportaCaput