Norberto Galasso y Fabián Mettler cuentan la vida de Agustín Tosco, un dirigente sindical combativo y antiburocrático, figura central del Cordobazo, en el programa Galasso de media cancha.

AGUSTIN TOSCO

Nace en Coronel Moldes, Córdoba, un 22 de mayo de 1930. De familia humilde y vinculada a quehaceres rurales, tiene una temprana afición a la lectura. En el secundario, venciendo su timidez inicial, llega a ser presidente del Centro de Estudiantes. A los 17 años ingresa a una fábrica como aprendiz y al tiempo sus compañeros lo eligen delegado. “El gringo” como lo apodaban, inicia así una carrera sindical de alto compromiso personal que ni la cárcel, ni las innumerables persecuciones podrán detener. Con apenas 27 años resulta elegido secretario General de Luz y Fuerza de Córdoba, participando también del Secretariado Nacional. Por esa época su adhesión al peronismo ya está debilitada y su enfrentamiento con la burocracia sindical es irreversible. En 1968, crea con Raimundo Ongaro la CGT de los Argentinos, justamente para dar batalla a esos burócratas alineados con Vandor. Su inagotable militancia y su sólida formación política-sindical lo ubican como uno de los líderes más importantes del Cordobazo. Sofocado el movimiento, lo condenan a ocho años de cárcel, aunque cumple parcialmente la condena porque al tiempo dictan una amnistía. El Gringo Tosco es uno de los mejores exponentes del gremialismo argentino. Planteó la necesidad de articular la lucha sindical con la lucha por el socialismo. Y lo hizo con una ética inquebrantable, poniendo el cuerpo hasta el final, cuando la muerte lo sorprende un 5 de noviembre de 1975.

Ilustración: Luis Schinca

Galasso de media cancha

El programa que conducen Norberto Galasso y Fabián Mettler se emite todos los domingos a las 13 por Radio Caput.

Pasó en Caput#GalassodeMediaCancha