El presidente de Industriales Pymes ArgentinosDaniel Rosato, se refirió a la difícil situación que atraviesa el sector, producto del parate por la pandemia. Insistió en el pedido de financiamiento a los bancos y alertó que hay muchas pymes que están por desaparecer. «Se necesita financiamiento para sostener los salarios, para levantar los cheques rechazados. Y ahora viene el aguinaldo», advirtió.

Daniel Rosato afirmó que “Las pymes industriales están en una situación muy crítica debido a esta pandemia. Necesitamos más que nunca financiamiento bancario. Lo venimos planteando hace tiempo”.

Aseguró que “los subsidios y la ayuda que existe del gobierno no bastan, porque la pandemia está golpeando muy fuerte y se necesita financiamiento para sostener los salarios, para levantar los cheques rechazados, que son los que generaron la ruptura de la cadena de pagos en la Argentina. Y ahora viene el aguinaldo», alertó. Respecto a este punto específico, la IPA (Industriales Pymes Argentinos) elaboró una encuesta https://forms.gle/rvTu1z2ShrX1v9rz5 para conocer la situación de cada una de las pymes.

“Los trabajadores están cobrando un 50 por ciento menos de salario y no podemos hacer que siga cayendo, porque son los que generan mercado interno y le dan trabajo a las pymes», resaltó. «Cuando hay consumo, hay producción. Si no tenemos consumo, nos vemos cada vez con más problemas”.

Explicó que si bien hay diferentes sectores de industria que están arrancando, continúan las dificultades por el cierre de actividades: «el fabricante de muebles se encuentra con que los comercios están cerrados, los textiles no pueden vender ropa porque los locales están cerrados. Necesitamos una contraparte para sostener de pie esa cantidad de pymes industriales, porque cuantas más pymes perdamos, más vamos a ser dependientes del exterior”, remarcó.

En relación al aporte generado por el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), señaló que “no se vio una gran ayuda por parte del Bice todavía. Hoy los bancos le dan a quien no necesita crédito. Se quieren garantizar la cobrabilidad, no la incobrabilidad. Al que no la puede devolver, que tiene problemas, no se la prestan, sea quien sea. Por eso en un momento dijimos necesitamos que los bancos financien con una garantía”.

A su vez, sostuvo que el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción ayuda, pero no es la solución: “Los ATP son importantes, son una ayuda para el trabajador, porque hay muchas pymes que no pueden pagar el salario, pero para nosotros no es la solución. La solución es poder recibir financiamiento para poder seguir adelante, sostener las empresas en pie”.

Finalmente resaltó que “hay un proyecto presentado en el Congreso que habla de financiar a las pymes a tasa cero, con seis meses de gracia y a pagar en 24 meses, para salir de esta grave situación. Si este proyecto sale, sería una solución rápida para muchas pymes que están por desaparecer”, concluyó.

Pasó en Caput #ReportaCaput