El padre «Paco» Olveira, integrante del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres, habló de la situación en los barrios populares y del trabajo de las organizaciones sociales. Analizó también el discurso de la oposición. «La gente está agradecida de una presencia del Estado que está haciendo que podamos sortear esto», resaltó. «La inmensa mayoría de la población aprueba lo que hace el gobierno».

El padre Paco Olveira sostuvo la gente de los barrios «es mucho más sensata que esos 4 gatos locos que, en el fondo, creo que son inflados por una serie de políticos que simplemente son anti Fernández-Fernández. Si hay cuarentena, están en contra de la cuarentena, y si no hay, van a estar en contra de los muertos», aseguró.

«Es es muy evidente que el discurso que traen es un discurso de oposición», remarcó. Por eso cuando uno ve alguna encuesta seria, si bien la gente está más cansada de la cuarentena, la inmensa mayoría de la población aprueba lo que hace el gobierno».

«En nuestros barrios hay alguno que se arriesga a ir a trabajar porque necesita de las changuitas, un albañil con mucha precaución se va pero a 40 cuadras, y cuando viene se cuida. La gente está agradecida de una presencia del Estado que está haciendo que podamos sortear esto».

Con respecto al discurso de odio de la oposición, explicó: «Si nosotros hubiésemos hecho la movilización del fin de semana al obelisco durante el gobierno de Macri nos hubieran agarrado a palazos. Este gobierno no es así. Me parece que en ese sentido uno siempre lleva las de perder, pero el sentido común de la población es más claro de lo que pueda decir esta gente».

«En este tiempo quedémonos en casa, pero que la solidaridad no se quede», pidió. Y solicitó colaboración con la fundación Isla Maciel, «o cualquier comedor u olla popular, hay mil iniciativas. Si bien están los que no quieren soltar un mango y lloran por la ayuda por única vez a las grandes fortunas, hay mucha gente que se está organizando para juntar los insumos necesarios, que son elementos de limpieza, alimentos y ropa buena de abrigo».

Por último, expresó: «Creo que cada vez queda más clara la injusticia estructural en la que vivimos, y ya va siendo hora de que cambie de verdad nuestro mundo, que no lo van a hacer los poderosos, vamos a tener que seguir luchando desde cada base y organización popular».

Pasó en Caput #ReportaCaput