El historiador y escritor Hernán Brienza, conversó con Larry Levy y Luis Frank en el programa Nosotros Los Otros, y realizó un profundo análisis sobre el escenario de pospandemia a nivel nacional e internacional. “¿Es una actualización de lo que veníamos viviendo o un reseteo, donde empieza a funcionar la maquinaria de nuevo?”, es una de las preguntas que Brienza dispara en busca de respuestas.

Hernán Brienza analizó la coyuntura generada por la situación de pandemia en Argentina y en el mundo, y trazó las coordenadas de lo que se viene. Consideró que “El coronavirus es como un reseteo político, económico, social, intelectual. Hay que repensar este mundo en un antes y un después. No absolutamente dramático. No es que termina la pandemia y voy a ser otro del que soy o las sociedades van a ser otras de las que son. Pero es un antes y un después de muchas cosas. Es interesante pensar en las dos funciones de la computación: reseteo y actualización. ¿Es una actualización de lo que veníamos viviendo o es un reseteo, donde empieza a funcionar la maquinaria de nuevo? Esos son los modelos en los que se mueve el mundo pospandémico».

“Si es solamente ‘actualización’, los poderosos serán más poderosos, y los menos poderosos seremos menos poderosos. Pero yo sospecho que esto significa un reseteo».

«Imaginemos este panorama: China descubre la vacuna y la ofrece gratis a todos los países del mundo. Y Estados Unidos descubre la vacuna y se la quiere dar solamente a Estados Unidos. Y tuvo 300 mil muertos al final de la pandemia por no cuidar a su gente, a los desclasados o a los más necesitados, y los demás países tuvieron números relativamente razonables de una pandemia. Eso marca también un reseteo moral, intelectual, social, político y económico en la sociedad de las naciones. Porque ese estilo de vida americano está muy desgastado, tiene muy poca seducción para grandes lugares de la Tierra –ya no es una democracia y un Estado de bienestar pujante-. Sería un país donde a los desprotegidos se los dejó morir como animales”.

“El gran reseteo del siglo XIX fue la segunda revolución industrial, que puso a Gran Bretaña como cabeza de la civilización occidental y el segundo punto de reseteo es la conferencia de Yalta, después de la Segunda Guerra Mundial, donde definitivamente Gran Bretaña cede la posta y Estados Unidos se convierte en el gran imperio de occidente”

“Lo que podemos llegar a ver pospandemia es justamente el reseteo de ese orden que impuso el ganador de Yalta, que fue Estados Unidos. Cómo se sale de esta pandemia con un Estados Unidos derrotado en términos morales y culturales. No militarmente, pero sí con gran crisis económica”.

“Y bajando a lo local, creo que la pandemia también es un reseteo del sistema político argentino. ¿Qué sentido tiene el enfrentamiento brutal entre el macrismo y el kirchnerismo del 2015 por ejemplo? Son dos sectores que quedan detrás de la pandemia. Y digo esto teniendo en cuenta que después de la pandemia hay un gran sector del kirchnerismo que queda incluido en el nuevo sistema político, porque ha administrado la pandemia”.

“Los viejos debates entre macristas furiosos y kirchneristas furiosos van a ser reformulados por la pandemia. El kirchnerismo está siendo institucionalizado y pospandemia hay una lógica de trasvasamiento generacional no traumática dentro del propio peronismo, que incluye a grandes sectores de lo que fue el kirchnerismo, en tanto puedan también conducir la pospandemia”.

“Junto a Alberto Fernández veo hombres y mujeres que vienen del riñón del kirchnerismo. Sin ir más lejos, Cristina Fernández de Kirchner, cuyo accionar incluso es diferente a la lógica del accionar previo a la pandemia. Pero también están Máximo Kirchner, Kicillof y Wado de Pedro sentados cerca del presidente. Por lo tanto allí hay un sector del kirchnerismo que está pensando la pospandemia, y hay un sector un poco más residual, tanto en el peronismo como en el antiperonismo que está más ligado a la discusión pospandémica, que es por ejemplo los 50 tipos que fueron a la Plaza de Mayo el otro día. Cualitativamente están envejecidos discursivamente”.

“Por supuesto que Rodríguez Larreta es la derecha del sistema político, lo que no sé es si es exactamente la misma derecha que Bullrich, que Carrió, que Macri, o que los sectores más radicalizados del macrismo”.

“¿Es posible pensar una derecha política en la Argentina, y no una derecha brutal? Esto tiene un riesgo. ¿El macrismo antes del 2015 no emergía como una derecha política o democrática, y después se convirtió en la derecha que todos conocemos? Estas discusiones sobre la derecha me parece que es interesante plantearlas pospandemia”.

Pasó en Caput #Nosotros Los Otros