La directora del Banco Ciudad, Delfina Rossi, charló con el programa Otra Voz sobre la reactivación económica en el escenario actual y en la post pandemia, la renegociación de la deuda y el rol de los bancos y el sistema financiero. «Hay que mantener nuestras capacidades productivas, sostener a las pequeñas y medianas empresas y buscar que la salida de esta crisis no sea con mayor desigualdad y mayor pobreza”, sostuvo.

Delfina Rossi  afirmó que “la pandemia de COVID-19 ha puesto en jaque el sistema capitalista, que no soporta que no haya transacciones, que se derrumba cuando hay un parate como el que estamos viviendo. Nuestro país no está exento de esta realidad. Y recordemos que veníamos con una situación económica critica, que quizás su mayor expresión es el endeudamiento externo, que hoy es una pieza fundamental para conseguir cierta estabilidad macroeconómica, pero que venía golpeado desde mayo de 2018, cuando comienza la crisis económica más marcada, con la llegada nuevamente del Fondo Monetario Internacional a nuestro país”.

Respecto a la realidad económica que encontró el nuevo gobierno y la aparición de la pandemia, sostuvo que “el gobierno del Frente de Todos tuvo pocos meses para intentar gobernar con cierta normalidad. Todas las medidas adoptadas desde el minuto uno del aislamiento social estuvieron orientadas a preservar las fuentes de trabajo y que se rompan lo menos posible las cadenas de pago”.

En cuanto a la renegociación de la deuda, la economista consideró que «es central para poder dar cierta estabilidad al mercado de cambio. En nuestra economía el valor del dólar es fundamental y esta disparada, la brecha entre los diferentes dólares, esperamos que se achique con una negociación exitosa de la deuda externa. Entiendo que nuevamente se extendió el plazo para el acuerdo hasta el 12 de junio. Es importante porque va a traer tranquilidad sobre cuál es el calendario de pagos que va a llevar adelante la Argentina”.

En relación a la reactivación económica señaló que “Alberto Fernández ha puesto énfasis en mostrar cómo gran parte del país no tiene una cuarentena tan fuerte como el AMBA, sino que hay actividades productivas que se llevan adelante y muchas actividades se están haciendo desde los hogares, con teletrabajos. Más allá de que se vaya abriendo paulatinamente la cuarentena, la realidad es que tenemos un mundo con una crisis económica muy grande, y el nuestro es un país periférico, que depende mucho de lo que vendemos y de quienes nos compran. En un escenario de caída de las economías centrales, es difícil imaginar un escenario favorable para nuestro país”, advirtió.

“A pesar de eso hay que mantener nuestras capacidades productivas, sostener a las pequeñas y medianas empresas y buscar que la salida de esta crisis no sea con mayor desigualdad y mayor pobreza”.

Rossi también se refirió al sistema financiero y a la fuga de capitales. Aseguró que “durante los cuatro años del gobierno de Mauricio Macri el sistema financiero sacó grandes beneficios de una política de altas tasas y de cero incentivo para que se preste el dinero que se autogeneraba. Si vemos la lista de fugadores de capitales, varios están relacionados con grandes grupos financieros de la banca privada».

A su vez, explicó la incidencia del Estado en el funcionamiento de los bancos con el nuevo gobierno: “Hay que entender que en pocos meses se volvió a condicionar a los bancos –tanto los públicos como los privados- en cuanto a qué tasa prestan –al 24, también tenemos la tasa cero para los monotributistas, o tomar letras del gobierno, para compensar tasas más bajas-. Pero además se condicionó a los bancos para que les paguen en los plazos fijos lo que corresponde a la gente que ahorra en pesos. Creo que el margen financiero de los bancos, por lo que puedo ver en el Banco Ciudad, se está reduciendo significativamente», agregó.

“Obviamente suena todo insuficiente. Son medidas coyunturales tomadas en un momento de crisis orientadas para actores bancarizados que tienen acceso al crédito», reconoció.

«Me parece importante también no generar un relato de que el sistema financiero es ‘el cuco’. Para generar más empresas, mejores puestos de trabajo, una Argentina desarrollada, industrial, se necesita un sistema financiero fuerte, que sostenga y pueda dar préstamos, una banca que cumpla funciones de desarrollo”, finalizó.

Pasó en Caput #Otra Voz