La líder de la organización Tupac Amaru, Milagro Sala, describió su situación judicial y criticó duramente al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales. «Él que cree que es el dueño, no solo de la provincia, sino de cada persona que camina por las calles de Jujuy». A su vez, alertó:“Acá en Jujuy no nos va a matar el coronavirus, nos va a matar el dengue».

«Yo tendría que haber estado en libertad en enero». Milagro Sala se refirió a su situación judicial y sostuvo que “Lamentablemente acá en Jujuy la Justicia funciona según el manejo Gerardo Morales».

La dirigenta de la organización Tupac Amaru afirmó que «desde que empezó la pandemia se frenó todo. El juez Pablo Baca no está preso, siendo que se fue, denunciado por abuso sexual. Los funcionarios de Gerardo Morales también fueron denunciados en distintas ocasiones por abuso sexual o por violencia de género y ninguno de ellos está preso. Sin embargo nosotros, los once compañeros, seguimos presos. Para nosotros todo se paralizó. Y ellos siguen gozando de libertad y de la corrupción que hoy maneja Gerardo Morales. Yo tendría que haber estado en libertad en enero. Porque el 16 de enero se cumplió la ampliación de la detención, y ya no se puede ampliar más. Porque no tengo condena firme y no puede haber ampliación de una preventiva. Lamentablemente el gobierno de Jujuy está obsesionado con los presos políticos de la provincia”.

Milagro también detalló la situación de otros integrantes de su organización:“Los compañeros siguen en el Penal. Estamos viendo si les aprueban la domiciliaria. Nosotros no queremos tener privilegios, solo decimos que si los compañeros tienen problemas de salud, tienen que gozar de la prisión domiciliaria”.

En relación al manejo de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus en su provincia, la líder de la Tupac Amaru advirtió: “Acá en Jujuy no nos va a matar el coronavirus, nos va a matar el dengue. No se está hablando, y hay muchas personas infectadas. En la localidad de Yuto, por ejemplo, no hay más de 20 mil habitantes, y en el transcurso de una semana mueren tres o cuatro personas por dengue. Gerardo Morales y el Ministerio de Salud no hablan del dengue. Y le están poniendo todos los recursos, y también están haciendo negocios con el coronavirus”, señaló.

Milagro se refirió a la situación actual del resto de los miembros de la Tupac Amaru y contó que “están hoy trabajando en todos los barrios, con las copas de leche en los centros comunitarios, con los comedores. Volvieron a la militancia pura. Me siento orgullosa de mis compañeros, porque no bajaron los brazos, y fueron los que resistieron en estos cuatro años y cuatro meses. Y siguen resistiendo, a pesar de la pandemia». Sin embargo, remarcó que «muchos funcionarios de Gerardo Morales» no los integran y no les dan «ni siquiera una caja de leche por ser de la Tupac».

«Los compañeros volvieron a trabajar con los hornos comunitarios: hacen pizza y empanadas, y de lo que venden recaudan para dar de comer en la semana a los chicos», resaltó.

Milagro volvió sobre el tema judicial y aseguró que «la persecución política es fuerte, y no sólo por el hecho de ser mujer, sino porque lamentablemente Jujuy es un feudo que maneja Gerardo Morales. Él cree que es el dueño, no solo de la provincia, sino de cada persona que camina por las calles de Jujuy. Y estamos pagando las consecuencias muchos compañeros, que hoy se han quedado sin trabajo, sin recursos”.

Por otra parte, alertó sobre la actualidad económica provincial y nacional, al advertir que “la provincia de Jujuy está muy endeudada, y esa deuda nos está destrozando a los jujeños. Con la pandemia es todo negocio, donde se benefician cuatro o cinco. Este costo lo vamos a pagar los jujeños. Nosotros somos los que nacimos, vivimos y vamos a morir acá. Los que gobiernan, cuando ven que la provincia ya no tiene recursos, se mandan a mudar. Lo mismo que en el país, que los grandes empresarios que se llenaron de plata con Macri, se fueron o se llevaron la plata al exterior. Y otros que están en el país, como Blaquier, Pérez Companc o Techint, están pidiendo que el gobierno les pague el 50 por ciento de los sueldos para no despedir empleados”.

“Lo que están haciendo en Jujuy es reinaugurar obras de la Tupac Amaru. El último notición de Gerardo Morales es que se dedicó a armar barbijos, y la fábrica es de la Tupac Amaru. Los emprendimientos que prometió, que iban a generar muchísimos recursos y que la provincia se iba a manejar sola, hoy no están, no ha generado nada. Y al contrario, nos hemos endeudado en euros y en dólares”.

Al finalizar, Milagro Sala dejó su mirada sobre los efectos que la pandemia de coronavirus provoca de cara al futuro, y aseguró que «esta pandemia fue una lección para muchos que estaban acostumbrados a dañar la tierra. Nos tenemos que respetar como seres humanos, no contaminar al medio ambiente y respetar a los animales. La tierra nos está dando muchas lecciones. Se puede convivir en un lugar sin lastimar a nadie. Muchos tenemos que entender que no todo se arregla con plata”.

Pasó en Caput   #Justicia Sin Vueltas