El coordinador nacional de Salud de ATE del Hospital Rivadavia, Rodolfo Arrechea, detalló la situación de los trabajadores del hospital. «Tenemos 58 pacientes con COVID-19 que vienen de la Villa 31 y 62 miembros del personal en cuarentena».

Rodolfo Arrechea, coordinador nacional de Salud de ATE del Hospital Rivadavia, afirmó: «Hicimos una conferencia para anunciar dos temas, dado que en las últimas horas tenemos 4 trabajadores contagiados con el virus y 86 enfermeros con licencia médica. Queremos plantearle al ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires que cumpla con los testeos masivos que anunció hace 18 días. Por eso hoy vamos a presentar un amparo en la justicia porteña para que el gobierno de la Ciudad resuelva».

Arrachea expresó la necesidad de trabajar más tranquilos, dado que, detalló: «tenemos 58 pacientes con COVID-19 que vienen de la Villa 31. En los últimos días tuvimos 62 miembros del personal que tuvieron que entrar en cuarentena. Y también pedimos que se retrotraiga una fase, porque desde acá vemos a toda la sociedad circulando como si nada pasara y acá adentro hay un mundo distinto».

Sobre el abastecimiento médico, indicó: «Insumos tenemos, a veces no son de buena calidad, pero está habiendo. El principal problema está en que en la Argentina hay un 16 por ciento de personal de salud contagiado y en la Ciudad de Buenos Aires entre los hospitales públicos y los sanatorios y clínicas privados hay un 12 por ciento», alertó.

Pasó en Caput #ReportaCaput