El juez Luis Carzoglio habló sobre su proceso de enjuiciamiento y de la Reforma Judicial propuesta por el presidente Alberto Fernández. «Podemos combatir el estado de cosas que vive la patria, confío en la dirigencia argentina», afirmó.

El juez Carzoglio se refirió a la situación del jury: «Va a entrar en la etapa de producción de pruebas. El 10 de marzo se hizo una audiencia donde estuvimos las partes, tanto el acusador, Conte Grand, como yo. Ahora estamos esperando que se fije la audiencia final, que calculo que por la pandemia podemos llegar hasta fin de año».

«Mientras tanto hace 17 meses que no trabajo y dos meses que se efectivizó el embargo del 40 por ciento de mi sueldo. La semana pasada con mis abogados hicimos una presentación en la Corte para que me levante el embargo por el tema de la pandemia».

«El jury se basa en imputaciones sobre sucesos y decisiones del año 2010 y se me inicia en el 2015″, explicó Carzoglio. «Son imputaciones fácilmente rebatibles y se reimpulsa cuando hago las denuncias y denuncio a los agentes que me visitaron. Es decir, el Jury estaba latente para usarlo en cualquier momento según mis decisiones: si yo lo hacía en contra de la intención de aquellos que gobernaban, se me reimpulsaba el jury».

Sobre la justicia en la Provincia de Buenos Aires, sostuvo: «Actualmente se modificó porque ha habido muchos colegas de grado que han denunciado lo que estaba pasando con las causas armadas en la provincia. Muchos jueces comenzaron a imitar la decisión que tomé yo y ahora ya trascendió todo a nivel federal, eso es bueno».

Todavía mantengo la esperanza de que a través de una reforma judicial haya un cambio en la justicia Argentina. Pero no hay reforma judicial posible sin reforma moral. Estoy orgulloso y satisfecho porque lo mío es el primer paso de una reacción que tiene que haber. Me demuestra que podemos combatir el estado de cosas que vive la patria, confío en la dirigencia argentina», concluyó.

Pasó en Caput #ReportaCaput