El Presidente de la Asociación de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino, Leo Bilanski, habló de la situación de las PyMEs y se manifestó críticamente sobre la postura del gobierno en relación al sistema bancario y la flexibilización laboral. «De 420 mil créditos que se pidieron, solo dieron 14.000», sostuvo.

Bilanski se refirió en primer término a la decisión del gobierno de otorgar créditos a tasa 0: «El gobierno anunció un megapaquete de ayuda a las PyMEs, monotributistas y autónomos. Sin embargo la profundidad de la crisis y la permanencia del aislamiento social hacen que las medidas tengan que ser mucho más radicales».

«Impulsaron créditos a tasa 0 para autónomos y monotributistas, hasta 150 mil pesos de tope, y también un programa para pagar el salario de los trabajadores del sector privado que estén en empresas en crisis, con un piso de 17.000 pesos y un techo de 35.000. Nunca se esperaron que 420 mil PyMEs se inscriban, 3 de cada 4 empresas está en zona de daño irreversible».

Respecto al incumplimiento de la banca en los préstamos a las empresas, Bilanski opinó que «la oportunidad histórica que tiene el gobierno nacional de reformar el sistema bancario va a definir el futuro de la Argentina. Si queremos una economía moderna, dinámica y productiva, Alberto Fernández tiene que aprovechar para transformar un sistema vetusto y parasitario como es el sistema bancario. Porque de 420 mil créditos que se pidieron, solo dieron 14.000″.

Por último, expresó: «Creo que Claudio Moroni debería tener un rol mucho más activo y determinante. Empresario que echa, que eche, pero que no pida obras, subsidios, que no lo eximan de impuestos. Estas empresas como Techint pegan por derecha y piden por izquierda y el Estado siempre se flexibiliza, es una mala señal».

Pasó en Caput #ReportaCaput