El representante del Partido Piquetero, Juan Marino, describió cómo se vive la emergencia sanitaria en los barrios de menores ingresos: “La situación está complicada en los barrios. El anuncio del ingreso familiar de emergencia fue muy importante porque trajo alivio para poder arrancar abril en paz, para compañeros y compañeras que se les cayeron las changas”.

Marino se extendió en su explicación: “Es una situación muy angustiante, y tener ese ingreso es importante. Se verifica con toda claridad que hay un gobierno presente. La cuarentena en los barrios populares es muy dura, pero también hay una conciencia y una solidaridad muy grande, por eso se cumple muchísimo la cuarentena. Las compañeras y compañeros saben lo que significa que colapse el sistema sanitario y no poder atenderse en un hospital público. Tienen mucho cuidado de que no se propague la enfermedad y que se pueda atender quien lo necesite”.

Afirmó que es importante «como organización, a la distancia, seguir en comunicación, seguir conectados, hacer transmisiones en vivo para charlar lo que está pasando, buscar soluciones. En los comedores y merenderos seguir entregando viandas, sin hacer la asamblea para garantizar la distancia y los cuidados sanitarios. Seguimos militando y es importante para garantizar esta lucha colectiva que estamos desarrollando y es ejemplo a nivel mundial».

«La pandemia es una situación excepcional y las medidas son excepcionales. Hay que armar un esquema que permita llegar como mínimo a los sectores que más lo necesitan. Regularmente hasta ahora venimos teniendo los comedores escolares, los de las organizaciones religiosas y los municipios, para garantizar la entrega de alimentos. En esta situación se requiere algo de mayor volumen, por eso el gobierno ya arrancó en Quilmes con las cocinas de campaña, con el ejército distribuyendo alimentos para garantizar el derecho a comer. El ejército estructurando la actividad para que a todo el mundo le llegue la comida. Incluso el ingreso universal para que el estado le llegue a todo el mundo, lo cual es difícil».

Marino reflexionó sobre lo que hubiera sucedido con Macri en el gobierno ante esta situación: «Venimos de un Estado muy destruido por la política del macrismo en el terreno de la salud pública, y qué suerte que no lo tenemos a Macri, tenemos Ministerio de Salud y tenemos a este gobierno que está presente ante esta situación». 

Agregó que «hubiésemos tenido un aumento de la tarifas. Y no solo hay que hacer una caracterización hipotética, hay que ver lo que está haciendo Bolsonaro, que es amigo de él, que ataca a los gobernadores que hacen la cuarentena y se niega de establecer un programa general de ayuda para la población. Los pueblos debemos sacar conclusiones en contra de Trump, Bolsonaro y Boris Johnson, que ante la pandemia han mostrado su verdadera cara, dejando desprotegida la salud de la población».

Por otra parte se refirió a la posición de Pichetto: «es su posición antivillera, y no es con ese fundamento que nosotros defendemos que las fuerzas armadas distribuyan alimentos. Al revés, consideramos que tiene que haber una coordinación entre las fuerzas, los municipios, los sindicatos, las organizaciones sociales y religiosas para que podamos resolver todos los problemas que hay en los barrios todos los días, y que la ayuda le llegue a quien lo necesita».

Pasó en Caput #ReportaCaput