“Empecé analizando cómo los diarios argentinos comunicaron la noticia del femicidio de mi mamá en 2005”, relató la directora del documental “Femicidio. Un caso, múltiples luchas”, Mara Avila respecto del comienzo del armado del film. “En ese momento se hablaba de un crimen pasional y es uno de los temas que pone en escena el documental, cómo los medios todavía aún hoy tienen un enfoque bastante carente de perspectiva de género” agregó

“Ahora aunque sea por miedo a no comunicar bien los y las periodista se están cuidando, pero desde 2005 hasta ahora la problemática está instalada y se habla de femicidio”, resaltó Ávila del actual tratamiento de los crímenes, aunque aseveró: “Aún así vemos un tratamiento del tipo folletinesco, de un relato en serie, de cómo van desenvolviéndose los casos y muchas veces se dan datos que no corresponden de las familias y las causas”. 

Respecto de su experiencia, que es relatada en el documental, Ávila explicó: “Detrás de los casos hay familia. En su momento yo me enteré por alguien que vio la noticia en la tele, después me llamó la prefectura. Es fundamental el respeto a los familiares y también hacia las víctimas, que ya no tienen voz”. “Cuando empecé a hacer el documental, fui a la hemeroteca de la Biblioteca Nacional. Me sorprendí porque vi el cadáver de mi mamá en la tapa de Crónica, con un tratamiento muy morboso de lo que había pasado”, agregó la directora.

Asimismo, se refirió a que la inspiró a contar la historia de su madre: “Todo siempre es resultado y consecuencias de la lucha por eso nunca hay que abandonarla, todo lo que hacemos día a día es seguir luchando”. 

Sobre las acciones prometidas por el nuevo gobierno, Ávila aseguró: “Yo estoy expectante y queriendo saber de qué se va a tratar este nuevo plan de acción que anunciaron”. “En lo que respecta a la Ley Brisa, la reparación económica para hijos e hijas de víctimas de femicidios, se necesita que se implemente porque son niños y niñas huérfanas”, ejemplificó sobre uno de los temas que debería abordar el plan. Además remarcó: “En estos días se hablaba que para las víctimas de violencia de género está cuarenta podía resultar difícil por convivir con los violentos y está bueno que no nos olvidemos y tengamos recursos a disposición de ellas”.

Pasó en Caput #CalmaPueblo