Desde el gobierno propondrán una regulación del trabajo en aplicaciones informáticas de reparto de mercaderías. Con el proyecto se busca proteger a 60 mil trabajadores que se desempeñan en cuatro reconocidas empresas. El secretario adjunto de la Asociación Sindical de Motociclistas mensajeros y servicios, Maximiliano Arranz, explicó que «las plataformas se nutren de gente que ha quedado al margen del sistema por la destrucción de empleos genuinos que hubo en los últimos años en la Argentina».

«Tuvimos un primer acercamiento y una primera reunión con el ministro, en la que nos expresó la voluntad del gobierno nacional de regular el trabajo a través de plataformas digitales. Hoy nos llamaron del ministerio para comunicarnos que a la tarde nos van a enviar un primer borrador de lo que vienen trabajando los equipos técnicos».

«Es una competencia completamente desleal, porque teniendo de un lado a un trabajador en relación de dependencia en blanco, y al aparecer otro compañero que es desempleado y acepta cualquier condición de trabajo, el mercado siempre se va a quedar con el que hace el viaje, en lo posible, gratis. Yo pongo en duda la cifra de 60 mil. Nosotros tenemos dentro del convenio colectivo encuadrados poco más de 500 compañeros», sostuvo.

«Estas empresas se manejan en el marco del fraude laboral, con monotributo, pero las cifras que da la AFIP son menores. La AFIP habla de 26 mil monotributistas que han declarado hacer la actividad de mensajería y reparto. Hoy las plataformas se nutren de gente que ha quedado al margen del sistema por la destrucción de empleos genuinos que hubo en los últimos años en la Argentina».

«Está compuesto por dos actores. Uno, la gran ola de inmigración que vino de Venezuela, y por otro lado gente ajena a la actividad de logística en moto, que ante la desesperación por el desempleo, hambre y miseria trata de agarrar lo que pueda para poner un plato de comida arriba de la mesa», concluyó.

Pasó en Caput #LugaresComunes