“Entonces surge una música más árida, más cruda, más callejera, que expresa un poco la realidad esa que había cambiado. La fantasía esa de que somos rubios y de ojos celestes, se había terminado”, expresó el periodista de música Claudio Kleiman sobre el cambio en la década de los 90 en su visita a los estudios de Radio Caput, en la cual recorrió su carrera en el mundo del rock nacional y noticias sobre sus nuevos proyectos.

El periodista de música Claudio Kleiman relató su experiencia en el ambiente musical y los cambios a través de la historia. Destacó además el fenómeno de enemistad entre bandas típico de la idiosincrasia del mundo de la música argentina: “Es un poco la futbolización del rock, que no le hace muy bien al rock, y al fútbol ni que hablar. No es nada nuevo, a las primeras épocas del rock argentino donde se tomaba a Almendra y Manal enfrentados, porque Manal era como el rock ‘más duro’ y Almendra era una cosa más ‘delicada’. Ellos se juntaron un día e hicieron unas fotos, Almendra y Manal juntos, que salieron como póster de la revista Pelo, como para demostrarle a la gente que la rivalidad esa era una cosa inventada, que ellos no fomentaban eso”.

Respecto del surgimiento de nuevas bandas de barrio durante la década del 90, Kleiman reflexionó: “Se vuelve a una música más hecha con tracción a sangre. Después de toda esa época de ‘frivolización’ que vivimos en los 80 tanto el país como la música, se da de bruces con la realidad. Entonces surge una música más árida, más cruda, más callejera, que expresa un poco la realidad esa que había cambiado. La fantasía esa de que somos rubios y de ojos celestes, se había terminado”.

“En primer lugar están Los Redondos, que expresan esa masa de ‘desheredados’ que se habían caído del sistema. Una situación bastante parecida a lo que pasa ahora y lo que pasaría en el 2001, también, esos ciclos que tienen la realidad Argentina. Había un montón de gente que se había caído del sistema y que no se sentía representada en los políticos y bueno, Los Redondos surgen como los tipos que daban voz, quizás en forma no tan consciente”, agregó Kleiman sobre Patricio Rey y los Redonditos de Ricota como ejemplo de ese rock. 

Sobre el periodismo musical de la actualidad, Kleiman opinó: “Son épocas difíciles para el periodismo y son épocas difíciles para la cultura en general. Hay como una transformación cultural y en ese sentido, no puede haber un periodismo de Rock importante, si la gente no compra revistas, o no lee diarios; entonces eso se plantea como un desafío muy importante”. 

El blues me identifica mucho como músico”, afirmó Kleiman sobre su elección periodistica, y agregó: “También soy amplio en mis gustos, tanto para escuchar como para tocar, me gustan otras cosas: me gusta mucho el folk, el rock o el reinmanblues, toda esa paleta de géneros. Como oyente soy mucho más amplio todavía, escucho cosas que no me animaría a intentar tocar. Clapton es muy fanático de la música clásica y claramente no se traduce eso en su música y eso no quiere decir que no la aprecie, ni que no le guste o la escuche”.

Además se refirió a sus nuevos proyectos: “Tengo unos cuantos. Lo del libro es un proyecto que está encaminado y tengo otro libro, que son la recopilación de notas de El Musiquero, porque son muy atemporales. También estoy tocando bastante con mi banda “Claudio Kleiman y la Banda de Sonido”, hice un disco -“Era hora”- y tuvo bastante buena recepción, y quiero seguir tocando y llegando con la música a los lugares donde se pueda, y tengo proyectado empezar a grabar un nuevo disco, no sé si podré terminarlo durante este año, pero avanzar con lo que más se pueda”.

Pasó en Caput #FilosofiaRock