Después de cuatro años y cinco marchas, el reclamo por nuestros derechos se ha ampliado. Ya no somos solo nosotras, las mujeres, trans o cis. Hemos expandido la definición de nuestro colectivo: hablamos de disidencias, de lesbianas, de bisexuales, no binaries, gordes e intersex. Hablamos de indígenas, originarias, afroargentinas y negras. De clase trabajadoras: ocupades, desocupades, precarizades, piqueteres y de la economía popular. Sobretodo hablamos con la e, escapando del binarismo e incluyendo a más compañeres en la lucha. El patriarcado es misógino, heteronormativo, capitalista y racista. Le tiene miedo a la otredad y la diversidad.

Ayer, 3 de junio del 2019 se llevó adelante la quinta marcha de Ni Una Menos, originada a partir del femicidio de Chiara Páez, una adolescente santafesina que fue asesinada por su novio de 16 años. Chiara estaba embarazada y la familia de él ayudó a encubrirlo. 2015 fue el año en el que el feminismo atravesó a la sociedad toda, llevando los reclamos y problemáticas hasta los lugares menos pensados. La militancia feminista estuvo siempre presente en nuestro país, pero ese 3 de junio del 2015 recibió el empuje que llevó a las cuarta ola, a la marea verde, a la incontable cantidad de pañuelos que ahora vemos en mochilas, carteras y riñoneras.

El movimiento feminista que logró incidir en política, que logró influir en materia legislativa y efectivizó políticas públicas como la Ley Micaela, de capacitación en materia de género para cualquiera que ejerza un cargo público. Un movimiento que logró, después de 14 años de militancia y siete presentaciones de proyecto de Ley (vamos por la octava), que se tratara en el recinto la Ley por la Interrupción Voluntaria del Embarazo, y que fuese aprobada en Diputados y desaprobada en Senadores por una pequeña diferencia.

Por todos esos logros y por los que están por venir, exigimos:

  • Basta de violencia económica, sexista, racista y clasista.
  • Visibilización de las mujeres indígenas, originarias, afroargentinas y negras, en pos de empezar a saldar la deuda histórica para con ellas y todas las identidades vulneradas por el capitalismo patriarcal y el modelo económico de Mauricio Macri y la alianza Cambiemos, sostenido por su gobierno y los gobiernos provinciales, que precarizan nuestras vidas y profundizan todas las desigualdades y las opresiones.
  • Demandamos a las dos Cámaras del Poder Legislativo la aprobación del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo presentado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Aborto legal ya. No hay Ni Una Menos con muertas por abortos clandestinos.
  • Cumplimiento de la Interrupción Legal del Embarazo en todo el país, sin restricciones y con las técnicas recomendadas por la OMS. ¡Niñas, no Madres!  
  • Basta de femicidios, travesticidios, transfemicidios y crímenes de odio contra travestis, trans, lesbianas, bisexuales, no binaries y todas las identidades sexuales y de género.  
  • Basta de violencia institucional, racista y colonialista para les integrantes de los pueblos originarios e indígenas, de la comunidad afro y de las personas racializadas. Por infancias felices, libres de racismo y de todo tipo de violencia y discriminación. El machismo, la misoginia y el odio nos matan.
  • Separación de la Iglesia del Estado. Fuera las iglesias y organizaciones clericales de la salud y la educación.
  • Exigimos aprobación de la ley de reparación histórica y económica para las hermanas indígenas-originarias, africanas, afroargentinas y afrodescendientes invisibilizadas por la historia y víctimas de la trata esclavista, primeras desaparecidas por el estado.
  • Derechos laborales y sociales para las y les trabajadores sexuales y alternativas de trabajo reales para quienes quieran dejar la prostitución. Basta de represión y aprietes de las fuerzas de seguridad.
  • Absolución a Mariana Gomez, judicializada por besar a su esposa en la estación de Constitución de la Ciudad de Buenos Aires.
  • Absolución de Higui.
  • Basta de genocidio trans-travesti, basta de crímenes y discursos de odio. Basta de perseguir y reprimir. Abajo los Códigos Contravencionales.  Cumplimiento efectivo de la ley de Identidad de Género; cada artículo garantiza una mejor calidad de vida.
  • Implementación del cupo laboral trans-travesti en todo el país y en todos los organismos del Estado.
  • Denunciamos la violencia, discriminación e invisibilización de las infancias y adolescencias trans en Argentina. Lo que no se nombra no existe.  Ni una travesti-trans menos.
  • Reclamamos la integridad y el respeto de los cuerpos intersex.  
  • Denunciamos el proceso de sistemático de patologización y estigmatizatización de los cuerpos gordos y exigimos respeto por la autonomía corporal.
  • Libertad a lxs presxs políticxs. Con presxs políticxs no hay democracia. Libertad a Patricia Cabana, Mirtha Guerrero, Mirta Aizama, Gladis Diaz, María Condori, Mariana Condori. Libertad a Milagro Sala.
  • Nos oponemos a la violencia racista estructural, capitalista, patriarcal y colonialista que sufren nuestras cuerpas negras y afro en las calles y en las instituciones Exigimos políticas públicas que protejan nuestras vidas y nuestra salud empobrecida.
  • Exigimos ser parte del censo 2020. Para saber de nuestra identidad. Para saber también a futuro cuántas son realmente nuestras muertas.
  • Ni Una Indígena Menos.
  • Ni Un Territorio Menos: el modelo extractivista y neocolonialista aniquila de forma organizada a las más de 36 Naciones Originarias existentes.  ¡Ni una Nación Originaria menos por Genocidio Silencioso!
  • Repudiamos la intervención imperialista en Venezuela y hoy volvemos a gritar #EleNao: nos solidarizamos con el pueblo, las mujeres, lesbiabas, trans, travestis y no binaries de Brasil que enfrentan al gobierno fascista y misógino de Jair Bolsonaro. Repudiamos la visita de Bolsonaro a la Argentina el próximo 6 de Junio.
  • ¡Justicia por Marielle Franco!
  • Basta de justicia patriarcal, machista, racista, clasista y lesbotransodiante que nos somete, disciplina, oprime y revictimiza. Juicio político y destitución inmediata de magistrados ejecutores del patriarcado e incumplidores seriales de las leyes de género y tratados internacionales que reconocen nuestros derechos como derechos humanos.

¡Viva el 3 de Junio en el calendario de las luchas populares feministas! ¡Ni Una Menos! Vivas y libres nos queremos. El Estado es Responsable.