Compartir

Uno de los dos periodistas de Télam despedidos, Ángel Jozami, dijo que los directivos de la agencia que lo acusan de “intencionalidad política” y “falta de profesionalismo e imprudencia” por un error, “no tienen pruebas de nada de lo que afirman y mienten“. Los trabajadores decidieron en asamblea realizar un paro por tiempo indeterminado hasta que reincorporen a sus compañeros.

Jozami contó que fue convocado por el gerente periodistico Daniel Capalbo, quien “finalmente no estaba ahí, era un fantasma“, y fue comunicado verbalmente de su despido por el jefe y el subjefe de personal, argumentando un error en un cable publicado el domingo 13 de mayo sobre el último vencimiento de Lebacs.

“Es un ataque, un intento de disciplinamiento feroz, una rabieta de algunos funcionarios y una decisión de hacer pagar a dos personas y poner en aviso al resto de que el método es el de la mano militar”, señaló, y agregó que se trata de un “autoritarismo extremo que cercena completamente la libertad de expresión”.

El periodista recalcó que lleva “casi 40 años” ejerciendo el oficio en diversos medios nacionales e internacionales, y que tiene una “trayectoria intachable”. “Acusarme de difundir noticias falsas con una intencionalidad política es como mínimo temerario, y como máximo una calumnia y una canallada“, agregó.

Este martes 400 trabajadores participaron de una nueva asamblea y decidieron continuar con el paro por tiempo indeterminado, además de anunciar la realización de un acto “el jueves a las 13 frente al edificio de Bolívar 531 con presencias de todo el arco político y sindical, más referentes culturales”.

Pasó en Caput. #SiberiaEnCaput (Lun a vie 13 hs).