Compartir

“Estoy rodeado por 150 milicos con bastones, escopetas, bombas lacrimógenas y cuatro compañeros resistiendo en una cabina”, dijo el secretario general adjunto de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro, Néstor Segovia minutos antes de ser detenido por la Gendarmería. En el mismo sentido, Segovia manifestó: “Mientras mis compañeros me apoyen, no tengo miedo”.

El secretario general adjunto de los Metrodelegados, Néstor Segovia dialogó con Radio Caput minutos antes de ser detenido por Gendarmería: “Estoy rodeado por 150 milicos con bastones, escopetas, bombas lacrimógenas y cuatro compañeros resistiendo en una cabina” alertó. Y señaló que se llegó a esa situación por decisión del Gobierno: “Es la locura de no dialogar”, apuntó.

Segovia contó que se encontraba en la Línea H en la estación Las Herasresistiendo” a las fuerzas de seguridad que avanzaba por las vías: “Gendarmería quiere que nosotros entreguemos nuestros sueldos directamente porque estamos reclamando las paritarias, lo que están planteando es que seamos un pollito mojado y que aceptemos la presión del gobierno”, sostuvo.

Luego del diálogo con Radio Caput, Néstor Segovia fue detenido por Gendarmería Nacional junto a otros 14 trabajadores y trabajadoras.

Más tarde, la secretaria de Género del sindicato, Karina Nicoletta, confirmó que son 15 las detenciones que pudieron confirmar, y que están “tratando de corroborar dónde está nuestro compañero Carlos Toledo, que no ha llegado a ninguna comisaría”.

Pasó en Caput.