Compartir

La Fiscalía Federal de Río Grande, Tierra del Fuego, solicitó la detención e indagatoria de 26 militares involucrados en la causa donde se investigan torturas sufridas por los soldados que fueron a la Guerra de Malvinas. Las prácticas de “estaqueamientos” y “enterramientos” fueron considerados delitos de lesa humanidad.

Entre los crímenes enumerados se destacan los “estaqueamientos” que consistían en atar a los soldados de pies y manos, sin abrigo, expuestos a bajas temperaturas y con los ojos cubiertos durante bombardeos enemigos. Además, se comprobaron “enterramientos”, dónde se los colocaba en zanjas con agua helada sin abrigo ni casco y luego se los cubría con nieve y rocas.

Según lo expresado por la fiscalía los militares habrían ordenado torturas contra los conscriptos como mecanismo de “control” frente a las “indisciplinas” generadas por la falta de comida y abrigo.

“Existe abundante prueba testimonial y documental a partir de la desclasificación de archivos de la dictadura producida en 2015, como para producir al menos las indagatorias”, aseguró Ernesto Alonso, referente del Cecim La Plata.