Compartir

¿Sabías que el idioma español contiene casi 300 mil palabras/expresiones? Es un dato que puede llamar la atención, pero lo interesante es que en nuestra comunicación cotidiana utilizamos apenas unas 300. Es decir, cerca de un 0,10 por ciento.

En el dialecto español no siempre empleamos las palabras que conocemos de una manera correcta. Según Andrea Rockes en el programa Peste Amarilla (martes a las 21), al hablar sobre los “pleonasmos”, también conocidos como redundancias, aunque con una salvedad: “El pleonasmo tiene una connotación más literaria y se trata de una expresión en la que aparecen uno o más términos redundantes”, contó Andrea.

Sólo por citar algunos ejemplos: “Lo vi con mis propios ojos”, “salir afuera”, “puños cerrados”, “vení acá”, “callate la boca”, “un hecho real”, “un período de tiempo”, “mi opinión personal”, “totalmente gratis”, “buena ortografía” o “funcionario público”.

Vale la pena aclarar que en algunos casos el pleonasmo tiene valor expresivo y se utiliza como recurso estilístico, como en algunos romances tradicionales: “Allí arriba en aquel cerro hay un lindo naranjel que lo cría un pobre ciego, pobre ciego que no ve”.

Pasó en Caput. #PesteAmarilla (mar 21 hs).