Compartir

Tras la difusión del nuevo dato inflacionario del INDECque llega a 2,7 por ciento en abril y alcanza un acumulado de 9,4 en el primer cuatrimestre, el economista Agustín D’Atellis señaló que “después del movimiento devaluatorio, este año el piso de inflación va a ser del 30 por ciento”, y anticipó un segundo semestre con “inflación muy alta y una economía estancada con recesión“.

“Vamos a un esquema con una inflación mucho más alta, producto de la devaluación; con una actividad económica más estancada, producto de la tasa de interés y de la incertidumbre que genera todo esto; y con el debilitamiento del mercado interno, por pérdida del poder adquisitivo de los salarios“. “El escenario económico que nos espera de acá en adelante es peor que el que vivimos hasta ahora“, lamentó.

D’Atellis sostuvo que la inflación de 2018 “muy probablemente termine siendo mayor” al 30 por ciento, ya que “el mercado está expectante a que estén los resultados de la renovación de las Lebacs” y “no sería una locura pensar que un 30 por ciento del stock no se renueve”, lo que equivale a aproximadamente “10 mil millones de dólares que podrían ser comprados, y eso generaría una corrida nuevamente, una tensión fuerte y un nuevo deslizamiento del tipo de cambio”.

Para el economista, el gobierno “no vería con malos ojos” una nueva corrida, ya que “una devaluación abrupta del tipo de cambio le permitiría llevar adelante el ajuste que el Fondo Monetario le exige”.

Pasó en Caput.

Nico y Toto: “Estamos convencidos que la inflación va a bajar”