Compartir

La modificación de la “Ley de Basura Cero” que permite la quema de residuos como método para el tratamiento de la basura, afectará a 60 mil trabajadoras y trabajadores de la industria del reciclado. Además significa aproximadamente un endeudamiento de 500 millones de dólares para la construcción de cada horno necesario para la incineración.

Un integrante del Movimiento de Trabajadores Excluidos, Alejandro Valiente, explicó que la modificación de la “Ley de Basura Cero” sancionada en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires el jueves pasado, afectará a “60 mil trabajadores de la industria del reciclado”. Además sostuvo que “por cada puesto de trabajo que se crea en un incinerador, la industria del reciclado genera diez”.

Según Valiente, Cambiemos reconoció que hay una “crisis de residuos” y que no cumplieron las metas previstas por la legislación: “Plantean una solución finalista, casi mágica, que sería quemarla”, dijo y sostuvo que quieren “hacer negocios al instalar hornos”.

Finalmente, el integrante del Movimiento de Trabajadores Excluidos argumentó que “en Europa se empezó a desalentar la quema de basura”, y agregó: “Lo que no tienen a quien vender en Europa, se lo venden a Latinoamérica. Nos vamos a endeudar para que alguien haga un negocio con la instalación de estos incineradores”, sentenció Valiente.

Pasó en Caput. #SiberiaEnCaput (lun a vie 13hs)