Compartir

En cada momento en que la economía argentina generó ciertas riquezas, hubo un grupo dominante que se apropió de esas riquezas. Y se apropió de manera ilegal. Y lo hicieron brutalmente. Los que se quedan con el dinero en general no son los políticos, son la clase dominante. La verdadera corrupción está en la clase dominante, no en la clase política. Nos dice Hernán Brienza en Periodista Depuesto.

Pasó en Caput. #PeriodistaDepuesto (jue 18hs).