Compartir

Despidieron a 61 trabajadores de la Comisión Nacional de Pensiones este lunes por la mañana. Las trabajadoras y trabajadores se encontraron al llegar, con camiones hidrantes y dos policías que les pedían sus nombres para ver si les permitían entrar. Una de las asalariadas despedidas, Camila Torvisco, logró evadir el control policial: “Estoy todavía en mi escritorio, en mi puesto de trabajo, esperando que nos den alguna información al respecto”.

La delegada de ATE sostuvo que desde la Comisión Nacional de Pensiones “quieren hacer un recorte y tirar a los trabajadores por la ventana”, y denunció que quieren “negociar al cuerpo representantes y dejar al resto de los compañeros afuera”.

Torvisco contextualizó la situación en las políticas de ajuste del Estado: “No es la primera vez que el macrismo despide delegados”, y agregó: “No me puedo ir de acá, porque si me voy, mañana no puedo entrar”.

Pasó en Caput. #SiberiaEnCaput (Lun a vie 13 hs)