Compartir

La subdelegada de la escuela N°54 de la capital bonaerense, Carolina Daglio, denunció que desde que se municipalizó el envío de comida a los colegios, el servicio es “malísimo”. Alertó que esta semana recibieron “empanadas y mandarinas podridas” y “panes rotos y viejos”.

“Se lo atribuimos al vaciamiento de las escuelas públicas”, dijo Daglio, y aclaró que no es el único establecimiento que se encuentra en esta situación: “A la Escuela Primaria Nº23 les mandaron mandarinas y limones de almuerzo, o pizzas que no tienen queso arriba”.

Días atrás la Escuela Nº54 recibió empanadas y mandarinas podridas y panes “rotos y viejos”, denunció Daglio, subdelegada de la institución desde que se municipalizó el sistema de comedores, ahora controlado por el intendente Julio Garro. Desde entonces “el servicio ha sido malísimo”, alertó.

Pizzas sin queso, mandarinas podridas y panes rotos, algunos de los alimentos que reciben las escuelas platenses.

Ese establecimiento tiene 310 alumnos, pero hace una semana los alimentos enviados alcanzaban para unos 93 niños. Luego de hacer el reclamo, las autoridades aumentaron el cupo a 190, pero aún es insuficiente.

“Hay una diferencia entre lo que le ofrecen a los hijos de los funcionarios, y lo que les ofrecen a los hijos de los trabajadores que son los que concurren a la escuela pública”, reflexionó la subdelegada, y agregó: “En el colegio de la hija de Macri tienen menú gourmet, con cerdo, carne,y chop suey”.

Pasó en Caput. #SiberiaEnCaput (Lun a vie 13 hs)