Compartir

El presidente de la ONG Rosario Pro Vida, Gustavo Volpe, habló sobre las personas gestantes y consideró que el Estado las tiene que acompañar “para que no lleguen a abortar”. La mujer “bajo ningún punto de vistatiene que ir presa, en cambio el médico sí, detalló Volpe. Además se pronunció “en contra de la despenalización del aborto”.

“Me parece mal que el Estado esté presente cuando una chica ya abortó”, aseguró Volpe y consideró que el Estado debería “acompañar” para que no lleguen a interrumpir los embarazos. “A la mujer hay que atenderla, el que realiza el aborto tiene que ser penalizado”, resaltó.

El activista antiaborto apuntó que el problema surge cuando “una chica viene, dice que fue violada y aborta sin que se judicialice el tema” porque se termina “con el producto el delito” pero “no se busca al violador”. “En el proyecto de ley las chicas pueden abortar sin hacer una denuncia”, protestó.

Para Volpe, el proyecto de legalización del aborto tiene artículos que “van en contra de todo tipo de buena voluntad”. Uno de ellos “permite que una criatura de 14 años se realice un aborto sin la autorización de sus padres”, indicó y aseguró que “va en contra del artículo 85 de la Constitución Nacional”.

Pasó en Caput. #SiberiaEnCaput (lun a vie 13 hs)