Compartir

“Me tiraron al piso, me hicieron hacer cuclillas y me apretaron la panza”, relató Laura Cáceres, víctima de violencia obstétrica en el Hospital de Morón. “Cuando lograron sacarle la cabeza a Alma le quebraron los hombros para poderla sacar”, resaltó la mujer y contó que las obstetras “pusieron” a la bebé “en coma”.

En diálogo con Yendo de la cama al living, Cáceres contó que no quisieron realizarle la cesárea correspondiente y explicó: “Empecé el parto sola a las 19. Mi cuerpo pujaba solo. Me abandonaron”. Denunció, además, que las parteras le dijeron: “¿Querés que pase tu marido? Porque no te bancamos”, a lo que la paciente contestó que hicieran lo que creyeran necesario y le respondieron: “Lo que nosotros creamos necesario no. Nosotros no te dejamos embarazada”.

La madre afirmó que a su hija “Alma le quebraron los hombros para poderla sacar”, y manifestó que “en el mismo hospital, las obstetras la pusieron en coma”. Luego, los profesionales del área de neonatología pudieron ayudarla.

Los padres reclaman que quieren llevarse a la niña para hacer una internación domiciliaria, y desde el nosocomio le respondieron: “¿Vos sabes lo que te queres llevar, no? Es como si fuese un vegetal”.

Finalmente, Laura Cáceres aseguró que nadie del municipio de Morón se comunicó con ella para darle una solución, aunque el hospital incumplió con la Ley 25.929 de Parto Humanizado.

Pasó en Caput #YendoDeLaCamaAlLiving (lun a vie 8 hs)