A través de un DNU, el gobierno nacional modificó este miércoles la paritaria nacional docente. La medida afecta a la discusión del salario mínimo vital y móvil, ya que lo fija en el veinte por ciento de aumento, y además le quita representación a CTERA.

La argumentación del ministro de Educación –Alejandro Finocchiaro– fue que la paritaria “nunca existió”, a lo que la secretaria general adjunta de SUTEBAMaría Laura Torre– respondió: “Es un mentiroso, da vergüenza ajena tener un ministro de esa talla. Las paritarias tienen que ser libres, fijan un piso por el cual comienzan a debatir todas las provincias”.

Además aclaró que la ley de paritarias permite la presencia de los gremios en la discusión de acuerdo a la representatividad -medida por la cantidad de afiliados-, por lo que calificó al decreto de “conducción a rebencazos”, debido a que ahora habrá un representante por sindicato, sin miramientos a lo establecido por la legislación promulgada por el expresidente Néstor Kirchner en 2007.

Torre anunció que CTERA va a denunciar este decretazo ante la Organización Internacional del Trabajo y la Oficina Internacional de la Educación, ya que lo calificó de “absolutamente violatorio de las leyes y de la Constitución, avanzan con un nivel de autoritarismo muy grande”; y dijo: “Al presidente de la Nación se lo votó como mandatario de los argentinos para que conduzca el país, no como patrón de estancia”.

Pasó en Caput