La secretaria adjunta del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), María Laura Torre, calificó como “una barbaridad” la aplicación lanzada por el Ministerio de Educación para que los docentes consulten su afiliación gremial y eventualmente se desafilien, y aseguró que no existen las “afiliaciones compulsivas”.

“No dicen que un docente de la provincia de Buenos Aires para ser afiliado a una entidad sindical debe hacerlo libremente e individualmente”, explicó Torre sobre el método de afiliación y aclaró: “Para que la Dirección General de Escuelas te descuente, el propio docente tiene que dar la autorización de puño y letra”.

Para la secretaria adjunta de Suteba, el gobierno propone “destruir las organizaciones sindicales” porque “individualmente se pierde la fuerza del conjunto”, pero que “no lograron separar a los docentes de los dirigentes sindicales ni romper el frente de unidad”.

“Los últimos dos presupuestos fueron a la baja, lo que menos intentan es poner en un plano importante a la educación pública en la provincia de Buenos Aires”, concluyó.

 

Pasó en Caput